Los capinates de los Wallabies al rescate del rugby australiano

La junta directiva de Rugby Australia se reunirá con una serie de antiguos capitanes de Wallabies después de que éstos pidieran un cambios importantes en la organización. Los ex capitanes Nick Farr-Jones, George Gregan, Michael Lynagh, Simon Poidevin, Phil Kearns, Rod McCall, Jason Little, Nathan Sharpe, Stirling Mortlock, George Smith y Stephen Moore, han firmado  una carta y enviado a Rugby Australia el martes pasado pidiendo una serie de cambios. Todos estos líderes han pedido a la ARU una reunión especial que se realizará a final de mes para expresar sus preocupaciones e intentar forzar un cambio.

Rugby Australia respondió a la carta en un comunicado el martes por la noche, invitando a los capitanes a reunirse con la junta directiva “lo antes posible”.

En el comunicado, ARU afirma que “acoge con beneplácito la participación del grupo en su proceso actual para revisar el panorama del rugby mientras navega por los efectos de la crisis económica y de salud global de COVID-19”.

Paul McLean, presidente de Rugby Australia, ya ha hablado con algunos de los antiguos líderes de los Wallabies. “He estado en contacto con uno de ellos hoy y me he ofrecido a organizar una reunión con la junta al completo tan pronto como sea posible”, dijo.

Paul McLean se reunirá con los capitanes de los Wallabies. Foto: Getty Images

“Estos son respetados como antiguos capitanes de los Wallabies y la junta valorará su opinión. La junta también está preparada para trabajar con el grupo para proporcionarles acceso a la información solicitada en la carta”.

“La junta había comenzado el proceso de establecer un grupo de revisión para trabajar con todo el rugby que incluye, el profesional, el semiprofesional y el comunitario”.

“El consejo agradecerá la aportación de los capitanes en durante el proceso. Se quiere que durante las reuniones de trabajo se solicite a una amplia gama de interesados, incluidos los jugadores actuales y anteriores”.

“Ahora es el momento de unirnos en interés de toda la comunidad de rugby australiano”.

En la carta escrita y firmada por los capitanes de los Wallabies se pidió lo siguiente: 

“Como capitanes de los Wallabies, nos sentimos privilegiados de haber representado a nuestro país y haber guiado a nuestros respectivos equipos a la batalla, enfrentando situaciones difíciles juntos”, decía la carta.

George Gregan es uno de los capitanes que ha firmado la carta

“Perdimos algunos pero ganamos muchos. Ganemos o perdamos, cada vez que usamos la camiseta dorada nos sentimos impulsados ​​por el deseo de ganar el respeto de los seguidores australianos en todo el país y en todo el mundo. Queríamos que estuvieran orgullosos del rugby australiano y de lo que representaba el rugby australiano.

“En los últimos tiempos, el juego australiano ha perdido el rumbo. Es una derrota infligida no por COVID-19, o un enemigo en el campo, sino más bien por una mala administración y liderazgo durante varios años.

“Nuestros clubes de las diferentes regiones, clubes juveniles, subdistritos y clubes comunitarios han sido decepcionados y creemos firmemente que se necesita una transformación en todo el juego de este país. No hay tiempo que perder”.

“Hablamos como una sola voz cuando decimos que el rugby australiano necesita una nueva visión, liderazgo y un plan para el futuro. Ese plan debe incluir, como prioridad, pasos urgentes para crear un negocio de rugby sostenible y comercial muy necesario.

“Sin duda, ahora hay buenas personas con buenas ideas y debemos incluirlas en la renovación. También se ha realizado un trabajo considerable para establecer rápidamente una lista de iniciativas urgentes y elementos de acción.

“Varios líderes empresariales y de rugby altamente experimentados están listos para ser mentores y líderes”.

“Nuestra juventud merece ser inspirada. Necesitan ver un camino y sentir una conexión con la camiseta Wallaby”.

“Con esto en mente, le pedimos a la administración actual que preste atención a nuestra llamada y se haga a un lado para permitir que el juego se cambie para que salgamos de esta pandemia con un renovado sentido de unidad y propósito”.

Es cierto que hace ya varios años los Wallabies no saben a lo que juegan ni a que jugar, con un grupo de jugadores muy cambiante y sin ningún tipo de rumbo. El bonito y alegre juego wallaby hace tiempo que se perdió y si los antiguos capitanes de los Wallabies se tienen que poner a trabajar para lograr este cambio que pide el rugby australiano lo harán. Todos queremos que el rugby de Australia cambie y vuelvan al sitio que les pertenece como ha hecho Sudáfrica, junto con su líder Kolisi. Seguro que tras esta iniciativa de los capitanes se lograrán cambios para un futuro no muy lejano.