Yo de mayor quiero ser león

portada-escuela-oviedoBlogderugby.com tuvo el placer de entrevistar a Carmen Martínez, mamá de dos jugadores de la escuela del Oviedo Rugby, Nicolás Moro y Joaquín Moro, de 10 y 8 años de edad. Hablamos con ella del rugby infantil y cómo viven el rugby los mas pequeños de un gran club como es el Oviedo Rugby.

¿Cuándo entras en contacto por primera vez con el Rugby?
Mi primer contacto con el rugby fue hace muchos años, cuando mi marido, en aquel entonces sólo un amigo, me llevó a ver un partido televisado del entonces V naciones a uno de esos pocos bares en que era posible y me explicó las principales reglas del juego. Me llamó la atención desde el principio, no tanto por el juego en sí como por las diferencias que tenía con el resto de deportes de equipo que yo conocía. Durante dos o tres años seguimos el V naciones todo lo que nos fue posible y mi interés y gusto por este deporte fue aumentando en cada uno de los partidos, pero después los cambios de amigos y circunstancias hicieron que prácticamente me olvidara del rugby hasta hace unos cuatro años, cuando empezamos a buscar un deporte para nuestro hijo pequeño.

¿Qué te llevó apuntar a tus hijos a este deporte?
Queríamos que nuestros hijos practicaran algún deporte regularmente a partir de los 6 años, a ser posible elegido por ellos. Nicolás, como varios de sus amigos del colegio, escogió el fútbol y, a pesar de nuestras reticencias, lo apuntamos en un equipo a los 7 años. Joaquín, para nuestro alivio, no tenía ningún interés en el fútbol, pero aparentemente tampoco por ningún otro deporte en especial, así que empezamos a buscar por él y descubrimos que en Oviedo había un equipo de rugby con escuela. Los padres de su mejor amigo también habían pensado en el rugby, así que cuando comenzaron el primer curso de primaria, en 2010, fueron los dos a probar este deporte. Y Nicolás, que seguía con el fútbol, fue a probar con ellos y hasta hoy. Nicolás compartió los dos deportes durante ese curso y cuando le pedimos en junio que eligiera uno de los dos, lo tuvo muy claro.

¿Y por qué no otro deporte?
Para Joaquín buscábamos un deporte al aire libre por un pequeño problema de asma y preferíamos un deporte de equipo. El fútbol estaba descartado, tanto por él como por nosotros, así que no quedaban opciones: ni baloncesto, ni balonmano, ni hockey… Pensamos en el atletismo hasta que nos acordamos del rugby. Conocen y practican otros deportes pero el principal es el rugby.

Háblanos de tus hijos.

nicolas escuela rugby oviedo

joaquin-oviedo-rugby

Ficha:· Nombre: Nicolás Moro

· Edad: 10 (nacido en el 2002)

· Altura: 145 cm

· Peso: 32 Kg

· Posición: Normalmente ala

· Un sueño: Ser internacional  con los leones.

Ficha:· Nombre: Joaquín Moro

· Edad: 8 (nacido en el 2004)

· Altura: 135 cm

· Peso: 28,5 Kg

· Posición: Normalemte medio melé o ala

· Un sueño: Ser proclamado mejor jugador mundial del año algún día.

¿Qué les ha aportado el rugby a tus hijos?

Es tan difícil decir qué les ha aportado el rugby como qué les hemos aportado sus padres. Creemos que les ha servido para afianzar los valores que hemos intentado inculcarles desde la cuna: el respeto a los demás y a uno mismo, la humildad, la solidaridad, el compañerismo… Ha servido para hacerles más fuertes y hábiles físicamente y para mejorar los defectos de su carácter.

¿Cómo lo viven ellos?
Para ellos el rugby forma parte de su vida. Lo viven como viven todos los niños aquello que les apasiona. Creen que no existe un deporte mejor y disfrutan de cada entrenamiento y de cada partido, incluso de los que ven por televisión.

Háblanos del equipo, ¿cuántos días entrenan?¿Dónde entrenan?¿Cómo es la dinámica de un entrenamiento?
En las categorías en las que están actualmente, benjamín (sub – 12) y prebenjamín (sub – 10), entrenan los viernes por la tarde y los sábados por la mañana si no hay partidos, en el campo del Oviedo Rugby. Las actividades que realizan varían de un día a otro: suelen comenzar con un calentamiento y después entrenan los pases, los placajes y las diferentes situaciones del juego. Normalmente acaban jugando un partidillo entre ellos.

Sabemos que las instalaciones del club necesitan unas reformas vitales. ¿Cómo está afectando la actual situación del campo a los entrenos y partidos del equipo?
Las instalaciones han sido un inconveniente desde el primer día: nunca han querido ducharse en ellas. Cuando salen muy embarrados se limpian como pueden, se ponen encima ropa limpia y seca y van a ducharse a casa. Los que peor lo llevamos somos los padres, que pasamos frío y nos empapamos cuando llueve. Desde hace unas semanas nos dejan entrenar los viernes por la tarde en un campo de fútbol de hierba artificial que tenemos al lado del de rugby, pero sólo una hora. Y los niños quieren más. De todas formas, creo que el mal estado de las instalaciones afecta más a las categorías superiores, a partir de los 12 o 14 años, que tienen que ducharse allí y que comienzan a tener lesiones por el mal estado del terreno. Influye también en que no podamos organizar partidos con equipos de otros sitios por no tener unas instalaciones adecuadas para recibirlos. Además, imagino que ha sido la causa de que muchos de los que han ido a probar no hayan vuelto.

Cuantos equipos hay en su competición? ¿Hay que hacer muchos kilómetros para realizar partidos?
Participan en una competición de juegos escolares representando a colegios de diferentes zonas del Principado. Son alrededor de 6 equipos por categoría. Se desarrollan en 5 jornadas, en cada una de las cuales juegan unos cuatro o cinco partidos de 20 minutos de duración (10 en cada tiempo) y tienen lugar en las instalaciones deportivas de La Morgal a unos 10 Km de Oviedo.

Suelen participar también en algún torneo, como la Gijón Cup que suele tener lugar a finales de octubre o principios de noviembre o algún otro torneo; el año pasado, por ejemplo, Nicolás fue a un torneo de Valladolid en febrero y a otro en Vitoria en mayo. Y a partir de mayo suele realizarse algún torneo en la playa en Gijón.

¿Cómo vive una Madre que sus hijos jueguen a un deporte de contacto?
No sé si soy una madre muy representativa, nunca me preocuparon en exceso los golpes o las heridas y realmente me da más miedo una caída en parquet que en hierba. Al igual que en las artes marciales el contacto está más o menos reglado; lesiones y golpes los hay en todos los deportes.

En el colegio, sus amigos, ¿cómo lo ven?
Para la mayoría, como en todas partes, los únicos deportes que existen son el fútbol, el baloncesto y el balonmano. Los que practican deportes como el rugby son como bichos raros, pero sus compañeros los consideran fuertes y hábiles.

Para acabar…
¿Qué les dirías a las madres para invitarlas a que sus hijos practiquen este deporte?
Es un deporte al que puede jugar cualquier niño o niña; educa en valores; forma personas; es de contacto pero no violento; fomenta el respeto, el compañerismo y la humildad. Podría estar escribiendo páginas enteras para alabar al rugby pero lo mejor es simplemente decir que lleven a sus hijos o hijas a que lo prueben. Yo lamento no haberlo practicado y a veces me dan ganas de ponerme a jugar con ellos.

Desde blogderugby.com agradecer su tiempo a Carmen Martínez y desearles mucha fuerza y rugby a Nicolas y Joaquín, que seguro que en unos años los veremos jugando alrededor de España y, por qué no, del mundo.