Welcome Fats!

Michael Fatialofa, de 27 años y jugador de Worcester Warriors, el 4 de enero de 2019 sufrió una lesión en la médula espinal, exactamente se fracturó la vértebra C4 en un partido de la Premiership Rugby contra los Saracens.Tuvo que ser evacuado del campo en ambulancia.

El segunda línea neozelandés sigue luchando contra todo para recuperarse lo mejor posible de tal lesión. A pesar de todo el dolor, las constantes batallas mentales, la soledad y el miedo,la gran progresión de Fatialofa de una lesión espinal de rugby continúa inspirando; para mostrar lo que es posible con fe, trabajo y esfuerzo para mejorar cada día. Él es una prueba de que la capacidad de recuperación por sí sola puede ayudar a superar obstáculos aparentemente insuperables.

Tras 5 meses y 10 días de su lesión y constante lucha para recuperar el uso de sus extremidades, existe una poderosa lección sobre la fuerza de voluntad de Fatialofa para todos nosotros. Los vídeos virales de la recuperación del neozelandés, denominados un como “milagro” por los médicos.

Sin embargo, su camino por delante sigue siendo largo y duro.

Tatiana, la mujer del jugador de los Worcester Warriors, en un vídeo publicado en Instagram., “Asistimos a un milagro que incluso los profesionales de la medicina no pueden explicar (…) Están asombrados por sus progresos, teniendo en cuenta la gravedad de su lesión”, declaró. 

El 12 de junio Fats volvía a casa con su familia. Cuando tuvo la lesión estuvo casi tres semanas en cuidados intensivos en Londres, fue trasladado a la unidad de rehabilitación en el Hospital Royal Buckinghamshire a 40 km de distancia en Aylesbury. Tras de dar sus primeros pasos, caminaba sin ayuda a las 11 semanas de sufrir la lesión. Hace unos días se le ha permitidovolver a casa y recorrer los 90 km. a Worcester.

Warriors lo apoyará en su recuperación con un programa supervisado por el jefe médico del club Ryan Kehoe antes de que Fatialofa regrese a Nueva Zelanda a finales de este año. Utilizará las instalaciones en Six

ways, siempre con las precauciones de distanciamiento social durante la pandemia de Covid-19.

“Después del magnífico trabajo del equipo de rehabilitación del Royal Buckinghamshire Hospital, buscaremos continuar trabajando y mejorando con Michael. “Su rehabilitación en esta etapa se centrará en mejorar su fuerza muscular general, coordinación y movilidad”. dijo Kehoe.

Fatialofa trabajará con Lynette Cutting, para explorar futuras oportunidades profesionales. 

Hoy tras meses de recuperación en el hospital y sin estar en un entrenamiento junto a sus compañeros ha vuelto a las instalaciones de Worcester Warriors.