VRAC Quesos Entrepinares vence a los puntos en Alcobendas.

Fotografía de la Revista 22 (Cachaphotography)

El VRAC Quesos Entrepinares venció 29-30 a Sanitas Alcobendas con una patada a palos con el tiempo ya cumplido, en el partido disputado en la mañana del domingo en Las Terrazas.

El rugby, pese a ser un deporte que llama la atención a primera vista por su tremendo contacto, no deja de ser también una disciplina en la que es básico la habilidad y la concentración.

Salieron los madrileños más enchufados, imponiendo su condición de anfitriones y aprovechando una falta de concentración de los queseros, sumaban el primer ensayo en el minuto 2. Tres minutos más tarde, Guille Mateu fue mandado al sin bin. Malos tiempos para los azules que aguantaron el empuje alcobeño y se libraron de las anotaciones por la  falta de acierto en el juego a la mano de los tres cuartos madrileños. Despertó el vigente campeón consiguiendo un ensayo que les daba mucha tranquilidad. En una buena combinación, la joven promesa Alvar Gimeno rompía con valentía la línea y conseguía posar en la zona de marca. A partir de aquí, alternancia en la posesión y en las anotaciones, con muchas indisciplinas por ambos bandos que se tradujeron en una serie de cinco golpes a palos que se alternaban entre Brad Linklater y Gareth Griffiths. 13-14 y jugadores al vestuario.

La segunda mitad fue casi un calco de la primera, solo que en ésta tomaron el mando primero los pucelanos. La melé seguía muy igualada y en los saques de touch, Alcobendas eludía los maul y ninguno de los equipos conseguía sacar ventaja de las fases estáticas. El juego era muy trabado y hasta cinco jugadores pasaban por el sin bin en los segundos cuarenta minutos (1 de Alcobendas y 4 del VRAC). Los madrileños no supieron aprovechar los minutos en los que estuvieron con dos jugadores más y se llegó al minuto 65 con 21-21 en el marcador. De aquí al final del partido hubo cinco alternancias en la delantera del resultado para finalizar 29-30 con una patada a palos con el tiempo ya cumplido que pasó con solvencia el centro azulón Griffiths, muy seguro los ochenta minutos.

Encuentro de la cuarta jornada de división de honor retransmitido por Teledeporte en diferido y en directo a través de la web. La ventana del rugby que pudo mostrar al mundo momentos de esencia oval, como la conversación del colegiado con el capitán verdimorado, pero también en muchas fases del encuentro mostró actitudes futbolizadas, tanto en el campo como en la grada.

 

El Cid Ovalador