Valores del rugby: el respeto

valores-del-rugbyEl rugby es un deporte de equipo, un juego donde el todo suma más que las partes, donde 15 suman 20, y 1 resta 10, en el que el “nosotros” está por encima del “yo”.

Sin miedo a equivocarse, se puede afirmar que el rugby es el deporte colectivo por antonomasia. Y es esa colectividad la que hace que emanen reglas no escritas, adopciones comunes a todos los practicantes, que generan conductas para que el juego pueda llevarse a cabo con orden y un equipo pueda conseguir la máxima eficiencia del conjunto de sus integrantes. Esas conductas, a base de repeticiones para lograr la excelencia, han quedado tatuadas en la esencia de todos los rugbiers, sean del país que sean y compitan al nivel que compitan. Conductas que, con su perpetuación a lo largo de décadas, se han convertido en las actitudes reconocibles de este deporte, las señas de identidad del rugby, que traspasan los campos de juego y arraigan en la vida diaria de sus practicantes: se han convertido en sus valores, y el rugbier se ha convertido en su embajador en todas sus facetas de la vida.

Durante las próximas semanas, desde Blogderugby queremos repasar esos valores, que aunque inherentes a todo rugbier, no está de más afianzarlos y tenerlos siempre presentes. Para empezar esta lista, hemos elegido el valor que resume el resto, aquel que los aglutina, la seña de identidad de nuestro deporte y de todos los actos que conlleva, EL RESPETO.

En rugby, hablar de respeto es hablar de las relaciones que se mantienen entre las distintas personas que comparten este deporte: jugadores, entrenadores, dirigentes, árbitros, periodistas, público, seguidores… Es la nube que lo cubre todo, la guía de conducta, la base de la convivencia, la esencia de las relaciones. Es ser correcto en el triunfo y grande en la derrota. Es convivencia.

el-respeto-en-el-rugby

 

Hablar de respeto en rugby es velar por su reglamento, por su idiosincrasia, es ser fiel a su espíritu de juego. En palabras del entrenador argentino Miguel Iglesias, el respeto es “subordinarnos con humildad al espíritu de juego, lo cumpla el rival o no lo cumpla, es un problema mío, es algo que yo puedo hacer posible. Ganar o perder va a depender de un sinfín de factores que yo no puedo manejar, y ustedes tampoco. Lo que sí van a poder manejar porque depende exclusivamente de cada uno de ustedes es el respeto, es ser leales”. En el vídeo siguiente, podéis ver su discurso al completo, una auténtica joya:

El respeto es, en definitiva, la palabra más importante en el rugby, que aglutina al resto de valores: respetar al equipo quiere decir ser perseverante, comprometerse con él, trabajar motivado, sacrificarse por él, reforzar su unión, etc. Así, el respeto hace del rugby el mejor deporte de todos, porque cuando vivimos rugby no sólo jugamos, entrenamos, vemos o hablamos rugby; nos  realizamos como seres humanos, nos hacemos mejores personas para la vida.

 

Celso P. Graña