Un merecido descanso

chanclasSILENCIO, A PALOS.

El 6 de noviembre del pasado año vio la luz mi primera colaboración con BLOGDERUGBY en aquel remanso de paz y de comunión que pretendo sea la sección “Silencio a palos”. 8 meses y 16 entregas después escribo y junto estas humildes letras para informar de que hasta septiembre tomaré un merecido descanso.
El parón en la época estival, o en la que pueda ser en su defecto, creo que es un buen momento para hacer una parada sin prisa. Para echar la vista atrás y hacer balance de ese periodo de vida que ya no volverá, pero que si lo hemos vivido con intensidad e ilusión dejará poso.

Los artículos que os he compartido rebosan pasión por los cuatro costados. Son fieles y reflejan con claridad mi apuesta por el rugby como pieza clave en recuperar una forma de vida más sana para todos, y en todos los sentidos. Artículos en los que ha habido espacio para analizar la importantísima final en Zorrilla, para hacer una oda a esa maravilla del arte oval que es el drop, pero sobre todo para insistir e incidir que entre palos se amasa y se madura una receta riquísima en valores que nos hacen cada día más persona.

Con la satisfacción de haber disfrutado, de haber transmitido y de haber compartido, me adentraré en tierras gallegas buscando la paz y el sosiego. Seguramente lo encuentre mirando al mar, paseando en la playa, comiendo una ración de pulpo o zamburiñas y degustando una caña o un orujo sin aditivos ni colorantes.
A todos los que seguís la sección, un sincero agradecimiento.
En septiembre, Dios y oval mediante, nos volvemos a encontrar.

EL CID OVALADOR.