THE BIG RED ONE – Guía nutricional para delanteros I

the big red one rugby RugbySoy delantero, pilier para ser más exacto, y llevo un gran número “Uno Rojo” en la espalda. Al igual que la primera división de infantería de los EEUU, la famosa BIG RED ONE, los delanteros somos los que siempre estamos en combate, en todos los fregaos, ganando pocos metros, pero seguros, regando con sudor cada centímetro ganado, peleando la tan apreciada pelota para cederla a las “fuerzas de élite”, a los comandos de la brillantina y las botas de colores chillones, a esos que, en breve, la perderán y nos brindarán otra oportunidad de demostrar quienes somos y qué nos gusta hacer. Somos como esas anónimas tropas de choque, siempre en movimiento, siempre enzarzados en defensa o en ataque, cuya misión es facilitar el camino a los muñequitas corredoras que, estáticas hasta recibir la tan disputada bola, harán lo que mejor (y único) saben hacer: Correr.

Para que un delantero se convierta en una temida y bien engrasada máquina de hacer Rugby se requieren horas de entreno y una correcta alimentación. Para lo primero ya tenéis a vuestros entrenadores, para lo segundo, seguid mis consejos y ocuparéis vuestro merecido puesto de dioses caminando entre mortales.

En este capítulo hablaremos de la alimentación en general, más tarde vendrán los monográficos, ahora lo que se pretende es familiarizar al delantero con su lugar en la cadena alimenticia y cuales son los grupos de alimentos adecuados a su metabolismo. Existen los grupos “base” y los grupos “complemento”.

Grupos BASE son los principales, los que verdaderamente sustentan la alimentación cotidiana y se dividen en cinco que deben tomarse obligatoriamente al menos una ración de cada uno de ellos una vez al día. Estos grupos son:

  1. PANCETAS
  2. MANTECAS
  3. EMBUTIDOS Y ENCURTIDOS
  4. HUEVOS Y LÁCTEOS
  5. CERVEZA Y WHISKY

1) PANCETAS: Grupo muy infravalorado y difamado hasta la saciedad por nuestra anoréxica sociedad. Es la base de toda alimentación, ya os dije que os convertiréis en una máquina bien engrasada de hacer Rugby. En este grupo encontramos la Papada, Panceta, Bacon, Tocinos Frescos, Tocino Añejo, Tocinos Salados, también podemos incluir las cortezas de cerdo, siempre que sean de buena calidad.

2) MANTECAS: Ideal para cocinar alimentos del primer y tercer grupo. Comprende las Mantecas de Riñón y sus derivados, como pueden ser los Chicharrones, Chorizo de la Orza o el Lomo en Manteca (ideal para hacer Zurrapas, que es lomo frito en manteca para extender en pan y así conformar un desayuno completo).

3) EMBUTIDOS Y ENCURTIDOS: Grupo muy extenso del que podríamos estar hablando hasta el fin de los tiempos. Su misión es la de mantener al cuerpo entretenido y alerta entre las cinco rigurosas comidas que debe hacer todo buen delantero.

4) HUEVOS Y LÁCTEOS: Existen para acompañar al primer grupo y hacer que la alimentación no sea tan monótona. La combinación más famosa es la de Huevos Fritos con Panceta, plato que debe abanderar toda mesa que se precie. Los huevos también podemos incorporarlos en varios “derivados” para romper la monotonía y añadir sabores a nuestra dieta, la mayonesa y el all-i-oli son los más frecuentes. Entre los lácteos el más famoso es el queso, nos aporta la cantidad diaria recomendada de calcio tan necesaria para nuestros anchos huesos.

5) CERVEZA Y WHISKY: Nos aportan líquidos y sales minerales, fundamentales para hidratar el organismo y mantener unas buenas funciones renales y cardíacas, puesto que el Whisky es el mejor tónico cardíaco que se conoce.

De los grupos “COMPLEMENTO” hablaremos en el siguiente capítulo, ahora toca meditar profundamente para asimilar estas enseñanzas y, mi consejo, para aprender se debe practicar, no todo es teoría. Así que, ya sabéis, asaltad la tocinería más próxima y empezad a esculpir ese cuerpo de delantero que todos queremos y merecemos tener.

Afectuosamente:

THE BIG RED ONE