SilverStorm El Salvador campeón de la Copa de S.M. El Rey

Copa-Rey-Rugby-salvador

fuente: europa press

Este domingo a la 13:00 en Valladolid, concretamente en el Estadio José Zorrilla del Real Valladolid Club de Fútbol, se disputó la Final de la Copa del Rey entre los dos equipos de la ciudad vallisoletana y, hoy por hoy, los que mandan en nuestro rugby nacional. En la liga VRAC se ha proclamado campeón de la liga regular hace una semana y SilverStorm El Salvador es segundo. Hoy era un día para disfrutar, había más de 26.000 personas en el estadio y mucha más gente fuera sin entrada viendo el partido desde las pantallas gigantes. Era la fiesta del rugby, era nuestro día, un día grande, un antes y un después en el rugby nacional. Además, era la primera vez que el Rey, está vez le ha tocado a Felipe VI, entregaría la Copa al vencedor desde 1929.

SilverStorm El Salvador ha ganado tras cuatro años en la sombra de su rival más directo, VRAC Quesos Entrepinares, que acumulaba 10 títulos nacionales seguidos, todo un récord, por 13-9 en la Final de la Copa de S.M. El Rey.

Empezaba la primera mitad, ambos equipos muy nerviosos se tanteaban, todos sabíamos que iba a ser un duelo de aperturas, Sam Katz y Gareth Grriffiths tendrían su peso con el pie. El capitán y 10 quesero, Griffiths, fallaría la primera patada del encuentro tras los primeros errores defensivos. Sam, por su parte, unos minutos después pasaría el oval entre palos para sumar los tres primeros puntos de su equipo, SilverStorm El Salvador, y abrir el marcador de la final, 3-0. A partir de ahí el juego se centralizaba en la mitad del campo, ninguno de los dos equipos se arriesgaba pero jugaban seguros con algunos fallos de manos, propios de los nervios. Dos golpes de castigo de los chamizos dejarían que Gareth Griffiths sumase 6 puntos para Quesos y se adelantara en el marcador, 3-6. La primera mitad terminaría con este resultado ajustado.

Restaban 40 minutos para el final, la reanudación de la segunda mitad había empezado. Ambos equipos salieron con todo, más seguros y con menos nervios. VRAC lo intentó en varias ocasiones pero los chamizos estaban muy duros y serios en defensa y no dejaban que Quesos rompiera esa línea defensiva. Con el paso de los minutos y tras varias oportunidades de ataque, Sam Katz carburó la sala de máquinas, y tras meter entre palos en el 58 el segundo golpe de castigo del SilverStorm y empatar el encuentro a 6, en el minuto 62 puso los mimbres para la consecución del primer ensayo del partido, que plantó Alberto Díaz y transformó el apertura del Salvador, 13-6. Tras esta anotación, pasaban los minutos y VRAC lo intentaba con todo, pero durante esos últimos 20 minutos no consiguió romper ese muro infranqueable chamizo, y tan solo consiguió un golpe de castigo en el minuto 66 para acercarse en el marcador, 13-9. Garteh Griffiths no fallaba con el pie.

En los minutos finales VRAC lo intentaba con todo su juego y fuerzas pero no encontró su recompensa y el partido terminaba con el resultado final de 13-9 para SilverStorm el Salvador. Así, los chamizos se proclamaban campeones de la Copa de S.M. El Rey un lustro después de haber conseguido la última.

Felicitar a El Salvador por su gran partido y por levantar esa copa tan ansiada y trabajada. Gracias también a VRAC por vuestra lucha y dedicación durante los 80 minutos. Gracias a ambos equipos por el espectáculo y en especial a una afición de 10, que convirtió este partido en historia viva del rugby español.

Salud y rugby