Rugby y respeto

rugby-y-respetoEl rugby no es sólo ir a entrenar todos los días, jugar los domingos e irse para casa. Este deporte tiene un espíritu que otros no tienen, y se le relaciona o va con él una palabra que muchos no conocen cuando entran a jugar por primera vez, ya que nadie se la explicó: el respeto.

Antes de que alguien se ponga a jugar a rugby por primera vez, antes de que coja su primer balón y de su primer pase, antes de que pise ese césped donde momentos buenos y malos viviremos, que está lleno de recuerdos, de marcas, de lamentaciones, de victorias, de derrotas,… antes de todo eso y mucho más, el primer día a un futuro jugador de rugby le debemos explicar lo que es el respeto, el espíritu del rugby. Antes del amor a tus colores, a un escudo, da igual la historia del equipo al que pertenezcas, va el respeto, la base del rugby. Esta palabra tan escuchada dentro de nuestro mundo, este maravilloso y perfecto mundo que sin esta palabra compuesta por siete letras no existiría: el rugby pasaría a ser un deporte mediocre, como otros tantos que existen, y no tendría ese carácter especial que lo diferencia.

Nunca escucharán de un jugador de rugby ninguna palabra que ridiculice a su espíritu y lo aceptará tal y como lo conocerá, sea el reglamento, como el simple juego del rugby. Haciendo el artículo nos hemos preguntado, ¿cómo podemos definir el juego del rugby, su espíritu? Y después de pensarlo durante unos minutos hemos llegado a las siguientes afirmaciones:

  • Respetarse a uno mismo
  • Respetar a mis hermanos de club, ellos me respetarán a mí y se respetaran entre ellos
  • Respetar al árbitro y linieres
  • Respetar al equipo visitante: recordar que no se juega contra, sino con
  • Respetar a los aficionados y seguidores
  • Respetar los colores que visto
  • Respetar al rugby

Le debemos explicar que todo jugador que pisa un terreno de juego para disputar un encuentro está en constante contacto, contacto que a veces es doloroso e incluso puede no ser justo o legal en ciertos momentos por parte de tu oponente. Esto puede provocar algunas situaciones que no están dentro del espíritu del rugby. Cuando caemos en la provocación o somos nosotros quien buscamos las cosquillas al oponente, le estamos faltando al respeto a años y años de rugby, a todas aquellas personas que han trabajado para que nuestro deporte esté considerado actualmente un deporte de respeto, de valores. Estas situaciones anteriormente habladas se dan sobre todo en delanteros. Están en continuo contacto durante todo el partido, tocuhes, mauls, melés, etc. El delantero o 3/4 que desde el minuto uno de partido sólo provoca y busca al contrario, lo que esta haciendo es faltar al respeto a todos aquellos jugadores que están dentro del campo, por lo tanto debería ser sustituido o llamado al orden para cambiar su comportamiento.

En muchas ocasiones recibiréis puñetazos, patadas, pisotones, todo esto fuera de la legalidad del juego, fuera de lo que es el juego en sí, y tendréis dos caminos a elegir: devolverle el golpe del mismo modo que el otro jugador te lo ha dado a ti o poner la otra mejilla y demostrarle a éste que se puede ser duro, fuerte, contundente sin faltar al respeto a nuestro deporte, el rugby. Debemos ser legales y respetuosos dentro y fuera de un campo de rugby. Pensad una cosa, el propio enemigo de un jugador de rugby no es el rival, no es el delantero que tienes en frente, no es el apertura que tienes delante, no es el ala que te mira de manera desafiante; el propio enemigo sois vosotros mismos. El límite os lo ponéis vosotros, el querer ser jugadores de rugby lo tenéis que decidir vosotros y el querer respetar el espíritu del rugby también.

Otra cosa que debemos aclararles a los debutantes es que un equipo de rugby que juega contra otro que  no juega dentro de la legalidad y el respeto, no puede jugar del mismo modo que hacen ellos. Un verdadero equipo de rugby demuestra al otro cómo se juega a este deporte de un modo muy sencillo; os preguntareis, ¿cuál es? Pues muy fácil, jugando a rugby. ¿Con qué responde ante una falta de respeto? Con más respeto. ¿Cómo se responde una deslealtad? Con una marca, con un maul que avanza, con un buen placaje que tira al jugador dos metros hacia atrás… de ese modo responde un verdadero equipo de rugby, así es como se demuestra cual es el mejor equipo.

Para terminar, cualquier jugador tiene temperamento, fuerza, sentimiento, garra, desesperación, paciencia… Pero todo eso hay que usarlo de una forma correcta y con respeto para no marchitar todo lo que viene con este deporte y hace del rugby, como ya lo es, el mejor deporte del mundo. Se es jugador de rugby dentro y fuera del campo, en todos los momentos de vuestra vida.

No olvidéis una cosa: nunca se deja de ser jugador de rugby.

Salud y rugby