Rugby y Compromiso

rugby y compromiso

Una palabra que no podemos olvidar: compromiso.

En todos los equipos de rugby del mundo se habla siempre de lo mismo, el compromiso. Todos los entrenadores, al inicio de temporada, lo piden a sus jugadores y no paran de recordarlo a lo largo de la campaña. Nosotros tenemos clara una cosa: sin compromiso no hay equipo.

El compromiso es muy importante para cualquier equipo de rugby. Todos los equipos se marcan una serie de objetivos que lograr a final de temporada, pero además de esos, los jugadores tienen los suyos propios. En este punto debemos preguntarnos, ¿qué objetivos son más importantes, los del equipo o los míos? En un deporte colectivo como el rugby, el equipo está por encima de todo y siempre debemos luchar por alcanzar los objetivos comunes antes que los personales. Normalmente es un bucle, si se logran los objetivos del grupo seguramente se conseguirán los individuales, pero, ¿si lográis los individuales antes que los comunes, conseguiréis los objetivos grupales?

No tener compromiso con el equipo al cual perteneces es faltarle al respeto, y no sólo al club, sino también a uno mismo. Cuando alguien deja de tener respeto a sí mismo y al club, en ese momento deja de ser jugador de rugby. El cuerpo pertenece al club durante toda la temporada.

¿Qué significa compromiso para nosotros? Muy fácil, es no faltar a ningún entrenamiento, luchar por la escuela del club, participar en todos los compromisos del club y del equipo, sacar el material para poder entrenar, ser puntuales a los entrenamientos y a las convocatoria de los partidos, ayudar al club a organizar cualquier evento, no poner excusas baratas cuando el club te pide ayuda por cualquier motivo, ser el linier en los partidos, ser el water boy de los partidos, el chico del botiquín, todo esto y mucho más es compromiso. No podemos olvidar que luchar desde el minuto 0 al 80 en un partido también lo es; dejar todo lo que tienes dentro del campo y no abandonar a tus compañeros. Recordad que se juega para que el equipo gane, que se entrena para que el equipo mejore y nunca para que tú seas mejor.

No podemos olvidar que debemos enseñar en la escuela del club lo que es el compromiso: los niños desde bien pequeños deben entender esa palabra como la de respeto. Esos pequeños rugbiers tienen que ser 100% jugadores de rugby desde el primer momento que pisan un campo y entran en la escuela del club.

Para terminar, sabemos que cada uno puede entender el compromiso a su modo; sólo hemos querido mostrar lo que es para nosotros la palabra compromiso. Es un tema muy amplio, con mucho debate; por eso os preguntamos, ¿qué es para vosotros el compromiso?

Salud y rugby