Rugby, un estilo de vida saludable

El objetivo de un entrenamiento es prepararte físicamente, técnicamente y mentalmente. Para poder entrenar y conseguir los objetivos marcados se tiene que estar físicamente bien y sin lesiones. También es importante una buena dieta, saber manejar los tiempos de descanso (para no padecer sobreentrenamiento).

el rugby, un estilo de vida saludable

el rugby, un estilo de vida saludable

En la actualidad, para lo adultos, se recomiendo realizar mínimo unos 30 minutos al día durante cinco días a la semana como mínimo y en los niños es recomendable unos 60 minutos al día. Es necesario que en las actividades que realicemos no nos olvidemos de trabajar la fuerza, la flexibilidad, etc. El rugby es un deporte donde todo eso se trabaja y que puede practicar cualquier persona a cualquier edad. Es un deporte donde hay unos beneficios en la salud muy diversos y variados.

El rugby es un deporte perfecto para la gente joven, tanto chicas como chicos, para cualquier edad, y sobretodo, se puede empezar a jugar en cualquier momento de nuestras vidas. Es un deporte único e ideal. Hay mucha variedad en el deporte y muchos tipos de rugby: rugby XV, rugby XIII, rugby seven, rugby touch, etc. Hay modalidades de rugby donde el contacto no existe y pueden practicarlo las personas que le tengan miedo al contacto por el riesgo de padecer lesiones.

Es importante tener claro que el rugby permite tener un estilo de vida saludable ya que permite jugarlo toda la vida y eso no lo podemos olvidar nunca. También, resaltar, que es necesario hacer deporte durante toda nuestra vida ya que es beneficioso para nuestra salud.

A continuación exponemos unas cuantas razones de porque el rugby permite tener un estilo de vida saludable:

  • Desarrollo de la capacidad social: Realizar deportes de equipo permite trabajar la interacción entre diferente clases de persones, trabaja el autoestima, la confianza, se hacen amistades y conoces gente nueva que seguramente nunca hubieses conocido.

  • Salud cardiovascular: Los deportistas, llamados rugbiers, tienen una buena salud cardiovascular. Es necesario tener un buen estado de forma física para poder aguantar bien tantos los entrenamientos como los partidos de competición.

  • Dieta y nutrición: Es importante cuidarse la alimentación. Tener una buena dieta, hecha y seguida por un buen nutricionista es esencial cuando se alcanza ciertos niveles de competición. Aunque no compitamos a niveles altos o aunque no compitamos a nivel federativo no podemos olvidarla. Es importante tener una dieta equilibrada.

  • Trabajo mental: Se trabajan habilidades mentales necesarias para poder jugar a este deporte como: la confianza, el liderazgo, toma de decisiones, la amistad, el autocontrol, disciplina, etc. Éstas habilidades i destrezas son importantes ya que son necesarios en la vida diaria.

  • Rugby como rendimiento: Se dice que la suerte es de unos pocos y son estos los que hacen el rugby de su trabajo y llegan a un nivel tan alto de juego gracias a sus condiciones físicas y mentales.  Eso no quiere decir que los demás no lleguen hacer que el rugby sea su vida y que no puedan jugar a cualquier otro nivel, aunque este sea más bajo.

Probar de jugar a rugby y realizar este deporte tan bonito es promover la diversión, la amistad, el compañerismo, etc. El trabajo físico y mental es necesario para empezar el desarrollo de un estilo de vida saludable.

No podemos tener un buen estilo de vida activo, saludable y bueno sin tener una higiene básica. Que es necesario para mantener una higiene básica:

  • Lavarse las manos al menos cinco veces diarias.

  • No cambiarse los protectores bucales, tenerlos limpios y esterilizados.

  • Las botellas de agua que sean personales, evitaremos enfermedades y virus.

  • La toallas y chanclas de ducha no dejárselas a otras personas ya que pueden tener infecciones como los hongos.

  • Ducharse después del entrenamiento y venir a estén limpios.

El rugby es un deporte de contacto. Los delanteros tienen mucho contacto al realizar las touches y las melé’s, por lo tanto, tener una mínima higiene básica es importante para no coger ningún tipo de infección.

Nuestro organismo necesita agua, nuestro cuerpo en casi su totalidad es agua y sin ella no podríamos vivir. La realización de ejercicio hace que traspiremos y aquí es donde perdemos el mayor número de líquido. Sin agua nuestro rendimiento disminuye por lo tanto tendremos que remplazarla. Los médico recomiendan que bebamos dos litro de agua al día ya que si no es así nuestra salud se puede ver afectada, por lo tanto, si realizamos ejercicio y en este perdemos grandes cantidades de agua tendremos que beber mucha de ésta para no tener ningún tipo de desequilibrio. Es importante tener una buena hidratación. La sed significa que nuestro organismo ya está demasiado deshidratado para rendir al máximo.

La nutrición como ya hemos comentado alguna vez es esencial para tener un buen rendimiento y para tener una buena salud. Es necesario tener una buena dieta equilibrada o ajustada a nuestras necesidades de consumo calórico para poder realizar una actividad física de un gran potencial físico, como es el rugby. Para un jugador de rugby es necesario tener una dieta alta en carbohidratos para evitar la pérdida total de reservas de energía. Es necesario tener energía para entrenar como para jugar los partidos. No nos podemos olvidar de las proteínas y de consumir alimentos bajo en grasas.

A continuación hablaremos de una serie de sustancias que perjudican seriamente a nuestra salud:

  • Drogas.

Las drogas afectan a nuestro organismo de diferente modo, dependiendo de que tipo de droga se tome y la naturaleza de esta:

  • Sustancias depresivas: Ralentizan el funcionamiento del cerebro, pudiendo provocar desde le desinhibición hasta el coma, en un proceso progresivo de adormecimiento cerebral. Las más importantes de este grupo son:

    • Alcohol etílico.

    • Opiáceos (heroína, morfina, metadona, etc.)

    • Tranquilizantes (generalmente benzodiacepinas)

    • Hipnóticos (barbitúricos y no barbitúricos)

  • Sustancias estimulantes: Aceleran el funcionamiento del cerebro activando el estado de alerte y el tono vital del usuario. Inhiben la sensación de cansancio, de sueño, de apetito, etc. Podemos destacar:

    • Estimulantes mayores (anfetaminas y cocaína]

    • Estimulantes menores (nicotina y chantinas como la cafeína)

    • Drogas de síntesis (“éxtasis”, etc.)

  • Sustancias perturbadoras: Distorsionan el funcionamiento del cerebro dando lugar a alteraciones perceptivas tales como desórdenes sensoriales, alucinaciones, etc. Incluyen:

    • Alucinógenos (LSD, etc.)

    • Derivados del cánnabis (hachís, marihuana, etc.)

    • Inhalantes [acetonas, bencenos, etc.).

Nos centraremos en un, la más común de ellas y la que más accesible tenemos en nuestra vida diaria: el alcohol.

¿Que produce el alcohol en nuestro cuerpo y como afecta en nuestro entrenamiento?

  • Reduce la producción de la energía muscular.

  • Disminuye la capacidad de fuerza y potencia muscular.

  • Altera el transporte, activación, utilización y almacenamiento de la mayoría de los nutrientes.

  • Causa deshidratación que puede persistir mucho tiempo después del consumo del alcohol: la deshidratación perjudica el rendimiento.

  • Altera el metabolismo de proteínas y carbohidratos, aumentando la relación metabólica y el consumo de oxígeno.

  • Afecta la recuperación de una lesión y del daño de los microtejidos asociados con el entrenamiento.

  • Perjudica el funcionamiento del sistema nervioso central, la coordinación y la precisión.

Para terminar debemos decir que la vida es salud, el deporte es vida y la vida es rugby. Si queremos vivir los máximos años posibles tendremos que preocuparnos de estas tres cosas tan importantes. No dejemos de preocuparnos por la salud, por nuestra nutrición, hagamos deporte, hagamos rugby (unos de los deportes más completos donde los haya). Si jugáis a rugby veréis que es el deporte más bonito y espectacular del mundo.

Salud y rugby