¿Qué es y cómo prevenir la linfedema?

La linfedema es la llamada coloquialmente retención de líquidos. Es un problema muy común en la actualidad caracterizado por hinchazón en algunas partes del organismo, pudiendo llegar a producir dolor en algunos casos.

sistema linfáticoSeguramente alguna vez hayáis tenido hinchazón en manos, piernas, pies… y os habéis preguntado por qué os ocurre eso si estáis bien de salud. La causa se debe a la conocida como retención de líquidos, aunque también puede haber otros motivos que causen esa hinchazón.

Normalmente no le damos ningún tipo de importancia a ese problema, pero lo debemos hacer por razones de salud. Esta inflamación puede acarrear cansancio y dolor en algunos casos, pero por suerte existen soluciones a nuestro alcance para disminuir o solucionar la inflamación; un buen aliado es mejorar la alimentación.

Antes de todo debemos saber qué es la retención de líquidos, médicamente llamada linfedema: se define como la acumulación de líquido en los tejidos blandos habiendo daños en el sistema linfático de nuestro cuerpo. Esto provoca un aumento generalmente de volumen en brazos, piernas y pies, aunque también puede afectar a otras partes de nuestro cuerpo. Esta hinchazón es producida a causa de un bloqueo en los canales linfáticos debido a una insuficiencia en este sistema.

Algunas de las causas por las que se produce son:

  • Cuadros hereditarios en los que hay ausencia o anormalidad de los ganglios o los vasos.

  • Tejido cicatricial por radioterapia, extirpación quirúrgica de ganglios linfáticos o cáncer.

  • Infección.

Como en todo problema, existe una solución, hay varias técnicas de fisioterapia que ayudan a tratar estas hinchazones. A continuación mostramos los tratamientos que actualmente están obtieniendo mejor resultado:

  • Kinesiotape (vendaje neuromuscular)

  • Drenaje linfático manual (DLM)

  • Vendajes compresivos

Tenemos que tener clara una cosa: siempre es mejor prevenir que curar; por lo tanto, antes de tener un problema de linfedema vamos a hacer una serie de cambios en nuestra alimentación y estilo de vida para no llegar a ese punto.

Es cierto que la alimentación no es la solución al problema, pero sí ayuda a prevenir la tan poco deseada inchazón. A continuación mostramos una serie de consejos alimenticios para prevenir la linfedema:

  • Ingerir vegetales, ya que el potasio ayuda a eliminar líquido a través del riñón.

    • Ejemplos: lechuga, zanahoria, tomate,…

  • Tomar infusiones de: cola de caballo, jengibre, hoja de olive,… son diuréticos naturales.

  • No ingerir alimentos que contengan grasas saturadas, ya que hacen que la sangre sea menos líquida.

  • Comer legumbres, ya que son pobres en sodio y ricas en potasio.

  • Dieta rica en proteínas: evita la retención de agua, ya que tras su ingestión el hígado produce albúmina, que es la sustancia necesaria para que los fluidos no se acumulen en los tejidos.

  • Evitar las comidas que tengan mucho azúcar.

    • Ejemplos: postres muy dulces, golosinas,…

  • Evitar los alimentos con mucha cantidad de sal, ya que ésta ayuda a acumular líquidos en nuestro cuerpo.

    • Ejemplos: anchoas, aceitunas, embutidos,…

También es necesario realizar:

  • Reposo y dormir bien, ocho horas por las noches y siesta después de comer, siempre que tu vida te lo permita.

  • Descansar piernas y pies. Si la retención de líquidos se acumula en la zona de las extremidades inferiores, estírate o siéntate y eleva los pies aproximadamente una hora.

  • No usar ropa, zapatos o calcetines muy ajustados.

  •  Realizar ejercicio. Nadar, caminar, ir en bicicleta, correr, rugby,…, cualquier ejercicio en el que haya que mover las piernas facilita el trabajo a los riñones.

  • Si tu trabajo te obliga a estar sentado/a durante mucho tiempo, levántate al menos una vez a la hora y pasea unos minutos.

Desde Blogderugby.com queremos dejar claro que el contenido del artículo son algunos consejos. Si tienes linfedema acércate a tu médico y éste te dará la mejor solución para tu caso en particular. No debemos tomar ningún tipo de médicamente sin prescripción médica.

Salud y rugby