¿Qué es la muerte súbita?

muerte subita

Algunas veces oímos en los telediarios noticias que nos informan que algún deportista de élite ha padecido una parada cardíaca mientras competía, entrenaba, etc. Esto es conocido como muerte súbita. En todas las ocasiones nos preguntamos: ¿cómo ha podido pasar?, ¿cómo es posible que las pruebas médicas no hayan detectado nada?, ¿se podría haber evitado?, etc.

Antes de todo, debemos diferenciar a los deportistas en dos grandes bloques según su edad:

  • Menores de 35 años

  • Mayores de 35 años

Menores de 35 años:

Dentro de este grupo tenemos que incluir tanto los niños como los adolescentes. Después de la autopsia, sobre este grupo se puede afirmar que:

  • 90% son malformaciones congénitas.

  • 7% son miocardiopatías.

  • 2% son arritmias.

  • 1% son culpa de un fármaco/cos.

Mayores de 35 años:

Este grupo es muy distinto; después de hacer la autopsia y ver las causas de la muerte, se pueden extraer las siguientes conclusiones:

  • 90% son lesiones en las arterias coronarias: producen cardiopatías isquémicas.

  • 7% son miocardiopatías.

  • 2% son estenosis aórtica severa.

  • 0,5% son alteraciones eléctricas.

  • 0,5% son causa de drogas o fármacos.

Después de analizar los dados anteriormente presentados ae puede observar que:

  • En niños, adolescentes y jóvenes la muerte súbita se produce por culpa de una alteración con la que ya han nacido, donde algunas de ellas no son localizadas durante el paso de los años. Es necesario que siempre pasen una serie de pruebas y evaluaciones médicas antes de realizar cualquier deporte.

  • En cambio, en el otro grupo, hemos podido observar que la muerte súbita viene provocada por alguna lesión en las arterias coronarias. Estas lesiones son provocadas por: tabaco, drogas, diabetes, colesterol, etc.

Después de llegar a estas conclusiones es necesario que toda persona que se vaya a dedicar al deporte o que quiera realizar cualquier actividad deportiva, se realice un test médico y que ponga su corazón a prueba antes de empezar a entrenar o competir. Aunque durante nuestra vida nos hayan hecho revisiones por parte del pediatra o médico de cabecera, siempre antes de hacer cualquier deporte a un nivel más profesional o a un nivel más alto debemos someternos a este tipo de pruebas. Las pruebas mínimas que deberíamos hacernos son:

  • Electrocardiograma

  • Radiografía

  • Ecocardiograma

Si el deportista se dedicara a un nivel más alto y ya a nivel federativo, las pruebas deberán ser más rigurosas:

  • Electrocardiograma

  • Radiografía de tórax

  • Prueba de esfuerzo

  • Analítica

  • Una buena historia clínica

  • Ecocardiograma

Dentro del grupo de mayores de 35 años, tenemos que tener en cuenta que los varones son los que más posibilidades tienen de padecer una parada cardíaca, si éstos tienen algún problema cardíaco o de corazón. Aunque sólo queramos perder un poco de peso, hacer deporte por nuestra salud, porque nos apetece y queremos recuperar el físico de antaño, etc. es mejor ir al médico y que nos asegure que todo esta bien. Este tipo de personas tiene un mayor riesgo si:

  • Fuman

  • Hipertensos

  • Colesterol

  • Diabetes

  • Etc.

Siempre es mejor ir al médico, como hemos dicho anteriormente :

  • Un buena historia clínica

  • Electrocardiograma basal

  • Exploración cardiológica

  • Radiografía tórax

  • Ver la capacidad funcional aeróbica

  • Ecocardiograma

Con todos estos resultados, el médico sabrá qué tipo de deporte os va mejor para vuestra salud, además de poder descartar algún tipo de anomalía que no se haya podido ver en otros chequeos realizados años atrás.

También es necesario dejar de lado algunos hábitos que sólo pueden traer problemas de salud, como:

  • Sedentarismo

  • Tabaco

  • Alcohol

  • Obesidad

  • Dieta mal estructurada

  • Otros

Después de escribir estás palabras y aconsejaros que antes de realizar cualquier actividad deportiva vayáis al médico y realicéis las pruebas pertinentes, queremos deciros que un corazón sano no padecerá nunca una parada cardiorrespiratoria, que el deporte es salud y vida. Realizar ejercicio físico no desencadena ningún tipo de problema cardíaco y, recordad, es mejor prevenir que curar.

Salud y rugby