Noticias rugby internacional

Durante la jornada de rugby del 7 al 10 de enero se han jugado partidos de RaboDirect Pro12, Top14, Aviva Premiership y, como todos sabemos, también del 6 Nations.
6-naciones-2014
Hemos corrido la cortina y otro fin de semana de rugby internacional de máximo nivel se ha esfumado, pero no en vano. En el transcurso de éste se nos han revelado varias verdades y los fallos de los equipos se han puesto en evidente manifiesto. Ireland y France nos mostraron las credenciales necesarias para ganar el título con una ejecución clínica, England hizo lo justo y necesario en Edinburgh y, a falta de una palabra mejor, Wales fue abismal.

Empezamos en Dublín con el partido que fue anunciado como la posible venganza de los irlandeses por el trato que Brian O’Driscoll recibió a manos del seleccionador galés Warren Gatland en el último partido de la gira de los British&Irish Lions en verano. Etiquetado como uno de las mejores actuaciones irlandesas en la historia reciente, los locales sobrepasaron en a los contrarios galeses en todos los aspectos del juego y durante el proceso expusieron un serio defecto en la armadura de Gatland. Wales nunca entró en el partido y fueron totalmente dominados en las fases físicas por un combinado irlandés que salió al campo con mucho más hambre que los hombres de rojo. Los problemas de Wales empezaron y terminaron con Peter O’Mahony (merecido “man of the match”), Cian Healy y Chris Henry mandando en los rucks frente el trio de los Lions Warburton, Lydiate y Faletau. Lydiate tuvo un partido particularmente horroroso, cometiendo innumerables golpes de castigo, ofreciendo a Sexton la posibilidad de ampliar el marcador y dar tranquilidad a Ireland.
Pero no le restemos mérito al XV del trébol. Ofrecieron una ejecución clínica de todas las fases y una intención genuina, a las órdenes de Joe Schmidt pueden estar en el buen camino. Igualando y después superando a Wales en las fases físicas, Schidt hizo que el XV de dragón pareciera un equipo ordinario. Barrando a Jamie Roberts en el canal 12, pocos jugadores galeses salieron del Aviva Stadium con su reputación intacta, ninguno sin exceptuar el capitán Sam Warburton quien fue anónimo durante los 80 minutos y recibió de lo lindo (golpe del pilar irlandés Cian Healy al capitán Warburton: ). Después del gran partido, Ireland espera dos partidos muy duros como visitante en Londres y París. Se susurra en voz muy bajita, pero un segundo Grand Slam en 70 años empieza a verse como posible.

Ahora atravesamos el mar irlandés hacia Edinburgh para encontrar un igual de desventurado juego por parte de Scotland que dio una victoria fácil a England en unas condiciones atroces que hicieron que Murrayfield, más que un estadio de rugby de nivel “test match” pareciera un prado para las vacas. Después de la derrota en el último minuto en París, Stuart Lancaster estaban dispuestos a poner las cosas en su sitio, igual que los locales, que fueron vapuleados por Ireland la semana anterior. Todo indicaba que sería un partido intenso y con mucha lucha y carga sentimental, pero por desgracia de los 70.000 escoceses aglutinados en Murrayfield, Scotland produjo un muy bajo rendimiento y se ahogaron en un vaso de agua gracias a los ensayos de Luther Burrell y Mike Brown.
Se repite la misma historia de siempre otro día más, el equipo de Scott Johnson tiene los mismos problemas. Inefectivos en las touch, indisciplinados en las fases estáticas y pobres en el ataque, Scotland parece ser que se va desvaneciendo en la escena del rugby mundial. Mientras tanto, Vern Cotter, actual entrenador del Clermont y futuro seleccionador escocés, se lo mira muy preocupado.
Lejos de la inhabilidad escocesa, England estuvo clínica y en realidad nunca pareció que iba a perder el partido, aunque el partido hubiera durado 80 minutos más. Los visitantes podrían haber jugado con 10 hombres y probablemente el ineficaz ataque de los escoceses no habría dado más frutos. Haber sido aniquilado en casa en el que es seguramente el encuentro más importante en el calendario de Scotland, habla por si solo del nivel de rugby al que se encuentra ahora mismo el país. Por razones históricas, England es el gran enemigo a batir para los fans escoceses, pero en términos de rugby puro, sus partidos con Italia van convirtiéndose cada vez más en el partido crucial del programa. La famosa “cuchara de madera” parece inevitable para Scotland y sería justamente adjudicada si se diera ahora mismo.

Finalmente, la segunda ronda del campeonato de este año terminó de manera predecible en París con France confiando en una potente segunda mitad para ganar a Italia por un margen de 20 puntos. La victoria representa un dos de dos para los hombres de Phillipe Saint-Andre (PSA) después del dramático final el fin de semana pasado y ahora “les Bleus” lideran la competición como es tradición siempre después de una gira de los Lions. El plan de juego de PSA es simple. Correr por encima de tu oponente, no alrededor de él. Lejos quedan los días en que los semejantes tales como Wesley Fofana, Yoann Huget y Brice Dulin eran los únicos perpetradores de la potencia de ataque genuina.
Unos primeros decepcionantes 40 minutos se reflejaban en el marcador a la media parte, 9 – 3 con Jean-Marc Doussain y Gonzalo Garcia fallando varias patadas a palos. La segunda mitad ocurrió de manera muy distinta a la primera y demostró por qué tanta gente tiene las esperanzas puestas en France a la hora de levantar el título. Ensayos por cortesía de Louis Picamoles, Dimitri Szarzewski y el debutante Hugo Bonneval sellaron el resultado a favor de los locales a pesar del valiente esfuerzo de hombres con la azzurra como Joshua Furno, Leonardo Ghiraldini y Michele Campagnaro. Una vez se había producido el primer ensayo el resultado nunca se puso en duda con France quitando el pie del acelerador para ver las intentonas de Italia. El XV del gallo se ve con confianza y limando los errores que el año pasado le condujeron a recibir la “cuchara de madera”, les espera un duro partido en Cardiff en dos semanas.

Para recopilar un poco, Ireland fue magnífica, a Wales se la vio sin rumbo, Scotland desalentadora, Italia valiente, England clínica y France poderosa. Ahora toca esperar dos semanas hasta el próximo fin de semana de 6 Nations.

resultados-6-naciones

Como hemos mencionado antes, las ligas domésticas no han parado y repasaremos los resultados de todos los partidos y como se encuentran las clasificaciones actualmente.
rabo pro 12
rabo pro 12 resultados
rabo pro 12 class

top 14
top 14 resultados
top 14 class
aviva

aviva resultats

aviva class

Os esperamos la semana que viene con más rugby internacional, pero con el parón del 6 Nations hasta el viernes 21 de febrero cuando se enfrentaran Wales y France en Cardiff a las 21h00.

¡Salud y rugby!