Movember 2013: bigotes en el mundo oval

movember-rugbyLos días pasan, noviembre se acerca y la espuma y la navaja ya están preparadas delante del espejo. Miles de jugadores de rugby -sin importar su nivel, posición, hemisferio o división- volverán a realizar ese ritual anual que se está empezando a convertir en una verdadera tradición: un año más llega Movember, una iniciativa que el rugby ha hecho propia y que cada año que pasa tiene mayor repercusión.

Sus orígenes se sitúan en nuestras antípodas, hace exactamente una década. El inicio de la historia se sitúa en Australia en el mes de noviembre del año 2003, cuando dos chicos de este país se enteraron que a un tercer amigo le acababan de diagnosticar cáncer de próstata. Para manifestarle su apoyo con un gesto que superase a sus palabras, decidieron dejarse bigote durante todo ese mes. Un símbolo muy masculino para una enfermedad únicamente masculina. Enseguida el gesto empezó a imitarse: otros amigos empezaron a dejarse bigote, y a su vez los amigos de los amigos, y los amigos de los amigos de los amigos… traspasando fronteras, culturas y etnias, pues el bigote no discrimina a nadie y nos acerca a todos en nuestra cualidad de hombres.

Al año siguiente se constituyó la fundación Movember, que se encargó de promover la iniciativa del año anterior ligada a la recogida de fondos para la investigación de tumores propios del hombre (cáncer de próstata y de colon principalmente) y para asociaciones y colectivos que trabajan en esta lucha.

Al final del mes de noviembre de ese año, la fundación logró recaudar una cifra que rondaba los 40.000$. Pero el fenómeno seguía creciendo y creciendo, año tras año, hasta que en el año 2012 se consiguió una recaudación record que superaba los 95 millones de dólares, con un total de 1.127.152 participantes inscritos en todo el mundo: los llamados Mo Bros & Mo Sistas.

Pero el dinero, aunque necesario en una buena causa como es esta iniciativa, no es el único objetivo de Movember. Desde sus inicios se ha querido concienciar sobre toda la problemática que el cáncer revierte en la sociedad y se ha querido promover la solidaridad con las personas que lo padecen. Dejarse el bigote durante este mes es un pequeño gesto, sí, pero puede significar mucho más. Supone ofrecer nuestro hombro a quien lo esté pasando mal, decirle que no está solo, caminar con él una parte del camino, saber que existe y que pensamos en él…

Por eso ha tenido tanto eco en el rugby. Además de nacer en un país con una amplia tradición rugbística -la primera potencia en ganar dos Copas del Mundo-, nuestro deporte recoge estos gestos: se basa en unos valores que nos ayudan a seguir adelante ante las adversidades, que nos permiten sobreponernos de nuestras derrotas para afrontar el destino en nuevas ocasiones y que nos hacen mejorar tanto dentro como fuera del terreno de juego. Con esfuerzo, con humildad, con tesón y con respeto. Avanzando metro a metro. Y es que en el rugby más que en cualquier otro deporte sabemos que sin el apoyo del compañero no podremos conseguir nada, nos será imposible alcanzar cualquier meta. De ahí que cuando un compañero se lesione a todos nos duela, o cuando recibe un placaje acudamos corriendo para socorrerle y ayudarle a mantenerse en pie. Empujamos juntos, caemos juntos, celebramos juntos, lloramos juntos. Hombro con hombro, codo con codo, todos unidos empujando juntos hasta el final.

Siguiendo estos valores, la gran familia del rugby se ha volcado con Movember desde sus inicios: durante el mes de noviembre, miles de jugadores de todo el mundo se dejan crecer un buen bigote, hasta las grandes estrellas mundiales, tal como puede apreciarse en el siguiente vídeo:

Siguiendo sus valores, el rugby reinventa el concepto de la palabra “masculinidad” en un mundo donde los valores de la sociedad entran en conflicto cada día más con la vida competitiva actual. Esta palabra, que puede parecer muy viril y hasta primaria en un principio (brutos pegándose, concentración de testosterona, exhibición de músculos, etc.), nos recuerda a los jugadores de rugby que hemos de actuar como caballeros en todo momento. Por eso entendemos esta palabra desde su concepción más amplia (sinónimo de educación y respeto,excluyendo su carácter machista), que nos define como practicantes (juego de brutos jugado por caballeros) y que nos recuerda, en definitiva, que sólo respetando los valores de este deporte conseguiremos nuestros objetivos, tanto en el juego como en la vida.

¿Y qué simboliza más a un caballero que un buen bigote? Desde blogderugby.com queremos invitar a todos nuestros lectores a que se afeiten el día 31 octubre y que a partir de entonces se dejen crecer el bigote: explicad el porqué a quien os pregunte, invitad a vuestros conocidos y promoved la inicativa. Para que el gesto que realiceis tenga la mayor fuerza, es importante registrarse en movember.com y subir una foto diaria, que la gente puje por vuestros bigotes y con ello ayudar a recaudar fondos. Además, como ya hacen muchos clubs de España, podéis organizar una fiesta donde la gente pague por afeitar los bigotes más horrendos y por dejar durante más tiempo los más bellos y sofisticados.

Hago un pequeño inciso para hablar de ellas, las mujeres, pues también participan activamente en esta iniciativa. La caballerosidad no entiende de sexos, por supuesto, y menos en un país como el nuestro donde el rugby femenino es el estandarte de nuestro deporte de cara al mundo. Nuestras rugbiers son nuestro mayor motivo de orgullo, con mención especial para el combinado nacional femenino, pues su gran juego y resultados hacen crecer día a día el rugby en nuestro país, y son la esperanza de futuro para que nuestro deporte consiga en unos años gozar de la atención y el reconocimiento que sin duda se merece. Obviamente a ellas no se les pide que apoyen con sus bigotes, pero siempre se pueden apuntar con prendas relacionadas, postizos, gestos, etc., y especialmente ayudando a concienciar y convencer a sus amigos, padres, novios, maridos etc. para que durante ese mes se unan a la iniciativa con un buen bigote.

Blogderugby apoya al 100% al movimiento movember, y por ello haremos un especial seguimiento de él durante este mes. Os invitamos a que nos enviéis fotos de vuestros bigotes, nos informéis de vuestras campañas, de vuestras acciones, para ayudaros a darle la mayor difusión; para que entre toda la familia del rugby español consigamos ayudar al máximo en esta causa tan noble. Hombro con hombro, codo con codo, todos unidos empujando juntos hasta el final.

Salud y rugby