Maravillosa Navidad

Imagen de Rugbyalcalá

Un año más ya ha pasado la Navidad, esas fechas tan señaladas para todo el mundo que son sinónimo de ilusión, amistad, generosidad, regalos, familia,… y que para los jugadores de rugby son sinónimo de tres palabras, COMIDA, PRETEMPORADA y REGALOS. Eso sí, son fechas maravillosas, no nos vamos a engañar, pero vamos a hacer un repaso de estas tres palabras para ver qué es lo que sucede en cada una de ellas.

COMIDA: durante diez días nos hartamos a comer, son días calóricos y de ingestas pesadas donde los delanteros, sobre todo los número 1, 2 y 3, chulean y disfrutan como cerdos en el barro. Envían fotos de sus grandiosos manjares a los grupos de whatsapp del equipo. Lo que no dicen estos malvados gordos son los kilogramos de almax que deberán tomar para que su estómago soporte tal cantidad de ácido. ¡Y es que es impensable que una persona pueda comer tanta cantidad de comida sin una ayudita extra! Por su parte, los ¾ son más comedidos para estos temas. Ellos también son de comer mucha cantidad de comida, mucha menos que un delantero, pero no vacilan, todo lo contrario, se ríen de las grandes tonterías que dejan ir con todo su desparpajo esos delanteros y animan a estos “animalicos” a seguir ingiriendo hasta reventar.  En definitiva, durante las fechas navideñas los teléfonos móviles se convierten en una pequeña guía gastronómica donde Alberto Chicote se lo pasaría en grande.

PRETEMPORADA: ¿os pensáis que los entrenadores no saben que durante 10 días los jugadores nos vamos a comer todo aquello que durante el año dejamos de hacer? ¿Os pensáis que ellos no lo hacían antes? Los místers tienen su plan alternativo para hacerte bajar o, en algunos casos, vomitar esas comidas tan ricas de tu abuela, madre o suegra. Como pasa en septiembre, volvemos a ver a nuestros coaches como pequeños dictadores que lo único que quieren es vernos sufrir y sudar tocino y alcohol. A los napoleoncitos les divierte hacernos sufrir y ver cómo les miramos con caras de cordero degollado y esperan que de nuestras exquisitas bocas salga un “¿una tocata?”. Pero no, amigos: los jugadores somos leones, somos fuertes y rudos. Los delanteros son capaces de soportar esas ácidas pero ricas comidas y los ¾ de aguantar las gracias sin sentido de los gordos como para rendirse con tres carreritas de nada. Así que ya sabéis, amigos: ¡comed hasta reventar, pero aguantad esta segunda pretemporada como verdaderos héroes!

REGALOS: la verdad es que en este aspecto somos todos iguales, delanteros y backs; somos paridos por la misma madre naturaleza rugbier. Cuando nuestros familiares nos preguntan, ¿qué quieres para navidad? La respuesta es directa, clara, sencilla, fácil y concisa: ¡RUGBY! Cada uno con sus cosas y gustos, eso esta claro, pero siempre es lo mismo. Revisad el grupo de wasap de vuestro equipo: ¿cuantas fotos con camisetas de los All Blacks hay este año?, ¿y entradas para las finales de Bilbao o para el 6 Naciones?, ¿o ese viajecito al sur de Francia para ver un partido del Top 14?, pelotas, cascos, hombreras, camisetas, sudaderas, botas… y así una lista interminable. ¡Y eso que este año no hay copa del Mundo cerca!

Pasarán los años y los dinosaurios volverán a existir antes que nosotros cambiemos estas tradiciones, eso es así. Aunque parezca que nuestras costumbres navideñas son de otro planeta esto no es verdad; ¡lo difícil es que nuestras familias y amigos nos entiendan!

Salud y rugby