La primera línea corre peligro

la primera linea corre peligroSe ha realizado un estudio donde se confirma que los deportes de alta intensidad física podrían contrarrestar los efectos beneficiosos de la salud al realizar deporte.

Siempre hemos dicho y diremos que el deporte es vida y por lo tanto es salud. Sí es cierto que el deporte en exceso, como todo, es un riesgo para nuestra salud. Un estilo de vida sana, haciendo actividad física de forma moderada y regular, es beneficioso para nuestro organismo. Todas estas palabras están comprobadas por un estudio que se ha realizado a 500 jugadores de rugby de un rango de edad similar.

Es una memoria publicada por el The Journal of the American Medical Association (‘JAMA’). En esta memoria han querido observar cómo el aumento de peso de algunos jugadores de rugby en sus últimos 20 años ha podido afectar o no paulatinamente a su salud. Sobre todo estudiaron a los delanteros, concretamente la primera línea, que son los jugadores más pesados del equipo.

En el año 2003 se pudo certificar que los jugadores como los pilares y el talonador tienen un peso y un tamaño que pueden clasificarse dentro de obesos de grado 2. Esto hace saltar la alarma, ya que tienen mayor riesgo de padecer problemas cardíacos tanto en activo como después, en su retirada de los campos de rugby.

Los investigadores depués de analizar una serie de parámetros de esos 500 jugadores de rugby, pudieron comprobar que lo que ellos tenían como una suposición era totalmente verídico. Cada doctor revisó jugador por jugador:

  • El riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular

  • El colesterol, tanto el ‘bueno’ como el ‘malo’

  • Los triglicéridos

  • La tensión arterial

También, como hemos dicho anteriormente, se tomaron una serie de datos importantes en la investigación como:

  • Peso

  • Composición corporal

  • Talla

  • Chequeo del corazón

Después de analizar los resultados se puedo comprobar que respecto a sus compañeros:

  • Los delanteros son más altos

  • Pesan 30 kg. más de media

  • Fuman en menor cantidad

  • Menos % de glucosa en sangre

  • No hay diferencias de colesterol y triglicéridos

En el estudio, los investigadores explican que la actividad física que desarrollan estos jugadores es de tan alta intensidad que ‘podría haber mitigado sustancialmente el efecto de su gran tamaño’. Uno de los resultados más alarmantes es que la mayoría eran hipertensos respecto al ciudadano de a pie normal, incluso inactivo deportivamente hablando. El 91% de los jugadores que más pesaban padecían una tensión arterial alta, mientras que los jugadores de menor envergadura la padecían un 78%. En las personas no deportistas sólo el 30% de la población padece tensión arterial alta. Existen varias hipótesis sobre este fenómeno:

  • Ingesta de mucha sal

  • Mala alimentación

  • Uso largo de antiinflamatorios

  • Entrenamientos de fuerza y resistencia de mucha exigencia

  • Esteroides anabolizantes

  • Problemas respiratorios mientras duermen

Blogderugby.com quiere dejar claro que los beneficios para la salud de la actividad física dependen sólo del tipo de deporte y la intensidad a la que se practique. El rugby es un deporte de una necesidad cardiovascular intensa, explosivo, donde la fuerza tiene un papel claro y el riesgo de padecer lesiones es más alto que en otros deportes. Cada persona tiene que escoger el deporte que más le guste y le apasione.

Salud y rugby