Jonah Tali Lomu, leyenda del rugby

Jonah Tali Lomu

Fecha de nacimiento: 12 de mayo de 1975
País: Nueva Zelanda
Edad: 37 años
Altura: 196 cm.
Peso: 126 Kg.
Club actual: Retirado

 

 Algunos títulos conseguidos:

Jonah Tali Lomu nació el 12 de mayo de 1975 en Auckland, Nueva Zelanda. Es un jugador de rugby potente, fuerte y rápido que jugó en los All Blacks desde 1994 hasta el 2002.

Lomu empezó ya desde bien pequeño a jugar al rugby, en el colegio, donde ya daba señales de futuro jugador de rugby profesional. Hasta los 14 años estuvo jugando en la Rugby League, donde fue observado por ojeadores y fichó por el Counties Manukay del Campeonato Nacional Provincial (NPC). En 1991 fue seleccionado con la sub-17 de Nueva Zelanda, y en 1992 fue elegido para representar a los Institutos de Nueva Zelanda. En 1993 fue seleccionado con la sub-19 y en 1994 con la sub-21. Con tan solo 19 años, Lomu debutó con los All Blacks en un partido contra Francia en 1994.

En 1995 jugó su primera Copa del Mundo en Sudáfrica, donde perdieron contra la selección local en la final. Gracias a su gran velocidad -100 metros en 10,89 segundos- ha destacado siempre por su participación en los sevens. Después de su gran papel durante el Mundial de Sudáfrica fichó por el Auckland Blues, donde jugó durante 3 años.

En 1996 se jugó por primera vez el Torneo de las Tres Naciones, donde Nueva Zelanda -con Lomu en sus filas- se proclamó campeona. A finales de ese mismo año se le diagnosticó un problema en los riñones que le hizo retirarse de los campos de rugby durante 2 años, y como consecuencia no pudo jugar el Tres Naciones de 1997.

En 1998 jugo el torneo de rugby seven de los Juegos de la Mancomunidad y logró ganar la medalla de oro. Durante el Torneo de las Tres Naciones de ese mismo año, los All Blacks no ganaron ni un partido: esa temporada fue la peor de la selección de Nueva Zelanda. Al empezar la temporada fichó por los Chiefs.

En el Torneo de las Tres Naciones de 1999 Lomu jugó casi todos los partidos de suplente, y en la Copa del Mundo de ese mismo año los All Blacks no hicieron un buen papel. Después de esta copa del mundo surgieron muchos rumores que decían que se iría a jugar a fútbol americano o que se iba a la Premier, pero no fue así y se quedó jugando en Nueva Zelanda.

En el año 2000 fichó por los Hurracanes, donde disputó tres temporadas junto a Tana Umaga. En el año 2001, la selección de Nueva Zelanda ganó la Copa del Mundo de Rugby 7. En el Torneo de Tres Naciones de ese mismo año, Lomu cumplió 50 partidos con los All Blacks.

En el 2002 disputó el Torneo de las Tres Naciones, donde fue suplente en casi todos los partidos, pero Nueva Zelanda se adjudicó el campeonato. Este fue su último año jugando en los All Blacks. En ese mismo año se le diagnosticó el síndrome nefrítico que le apartó de nuevo del rugby de forma casi definitiva. Lomu pasó a recibir diálisis 3 veces al día. Los efectos secundarios del tratamiento le produjeron fuertes daños en pies y piernas; los médicos informaron que si no recibía pronto un trasplante de riñón, tendría que vivir en silla de ruedas. En 2004 le realizaron con éxito dicho trasplante.

En el año 2005 quiso volver al rugby profesional pero tuvo que pedir la autorización de la Agencia Mundial Antidopaje, ya que había tomado medicinas para su enfermedad. En ese mismo año firmó por los North Harbour, pero no pudo disputar ningún partido ya que se resentía de una lesión en el hombro que se había hechos meses antes en un partido homenaje.

En el 2006 volvió a pisar un campo de rugby, ya que los Cardiff Blues (Gales) confiaron en él y le ficharon. Intentó recuperar su mejor nivel de forma, pues su deseo era volver a los All Blacks, pero sólo había una manera y ésta pasaba por conseguir un contrato en el Super 14. Finalmente Lomu no consiguió su objetivo ya que los años pasan factura.

Después de tres temporadas fuera de su país, Lomu volvió a Nueva Zelanda para jugar en el Massey Rugby Club. Su intención era disputar la Copa del Mundo de 2007, pero al no firmar ningún contrato con ningún equipo de la Super 14 no puedo disputar dicho campeonato.

El 4 de junio de 2007 se le otorgó la Orden del Mérito de Nueva Zelanda, en la lista de honor del cumpleaños de la Reina.

En el 2009 Lomu anunció que volvería a jugar al rugby en la tercera división francesa con el equipo Marseille Vitrolles Rugby, donde jugó 3 temporadas.

En el mundial de 2011 formó parte de la organización neozelandesa y participó en la ceremonia inaugural, pero a los pocos días el riñón que tantas molestias le había acarreado volvió a darle problemas y tuvo que ser ingresado.

En 2012 Lomu comunica a la prensa neozelandesa, después de haber perdido 30 kilos, que necesita un transplante de riñón. Dicha noticia dio pie a una noble muestra de solidaridad y respeto como sólo puede darse en el mundo del rugby. Fabio Falleni, jugador del Livorno (Italia), viaja a Nueva Zelanda para interesarse por Lomu y ofrecerle su riñón; en palabras de Fabio “Le dije que si podía salvar su vida al darle mi riñón, lo haría de buena gana”.

Si algo ha demostrado Jonah Lomu es que es un luchador nato, que hay que crecerse ante la adversidad, y que si la vida te placa con fuerza hay que levantarse. Por eso en blogderugby estamos seguros que ya sea en alguna liga de a saber qué país, ayudando a su selección, al mundo del Rugby, o en cualquiera de sus diferentes áreas, vamos a tener Lomu para rato. ¡Mejórate campeón!

 Salud y rugby