Highlanders consigue su primer título de SuperRugby ante los Hurricanes

Highlanders-campeonesEste fin de semana se ha jugado la final de una de las mejores ligas del mundo, la del SuperRugby. El partido se disputó en el campo de los Hurricanes, en el Westpac Stadium de Wellington. Fue una final cien por cien neozelandesa donde los Highlanders, después de jugar un muy buen partido, consiguieron levantar el título por primera vez en su historia, tras imponerse a los Hurracanes por 21-14.

El partido fue de un ritmo muy alto. Ambos equipos jugaron de un modo espectacular, rápido y con juegos muy ofensivos. Los Hurricanes eran favortios ya que sólo habían perdido un solo partido durante toda la fase regular, y de ese modo acabaron primeros en la tabla. Sin embargo, Highlanders Otago no se quedaron atrás y confiaban en que podían llevarse el título a casa, pues durante la liga regular sólo perdieron tres partidos. Como siempre decimos, las defensas ganan los partidos y así fue también en este: los de Otago hicieron un muro infranqueable e irrompible por ningún lado. Por otro lado, los Hurricanes arriesgaron muchas pelotas a la mano y los Highlanders aprovecharon todos esos errores de ataque para poder puntuar y hacer daño al equipo de Wellington.

Por parte de los Highlanders su máximo anotador fue Lima Sopoaga, dos golpes de castigo y un trasnformación, número 10 y máximo anotador del torneo con 191 puntos, por delante de Bernand Foley con 187. Otros anotadores fueron Naholo, el ala con más ensayos del SuperRugby con 14, su segunda línea Elliot Dixon, que logró ensayar en su partido número 50, y Marty Banks con un drop al final del partido. Por parte de los Hurricanes Ma’a Nonu hizo el único ensayo para los locales, y Beauden Barret transformó tres golpes de castigo.

Highlanders ganaba a Hurricanes por 21-14 en Wellington y se llevaba su primer título, tras quedarse a las puertas en 1999 tras perder la final ante los Crusaders. Para los Hurricanes esta es la segunda final que pierden, tras caer en el año 2006 también ante los Crusaders.

Tras el partido se realizaron las entrevistas pertinentes, y el segundo capitán de los Higlanders, que se va a jugar con Edimburgo el año que viene, dijo: “Todavía no me puedo creer que ganamos. Es para disfrutar con nuestros seguidores y, definitivamente, hacer un par de días de fiesta”.

Los Highlanders fueron recibidos en Otago como héroes en un mar de banderas azules y oro. Los seguidores realizaron una Haka de celebración para celebrar la victoria en el campeonato y su primer título de SuperRugby.

Por su parte, el medio melé de los Hurricanes -TJ Perenara- dijo de esta derrota: “Lo siento por mi equipo, que se despedía de los veteranos Jeremy Thrush (Gloucester), Ma’a Nonu (Toulon) y Conrad Smith (Pau)”.

Salud y rugby