El tercer tiempo, la mejor parte de un partido de rugby

tercer-tiempo-rugbyEl rugby es un deporte donde los valores prevalecen desde sus inicios, no se han perdido y en la actualidad sigue todo como antaño. Aunque muchas personas piensan que el rugby es un deporte agresivo y violento, les perdonamos y excusamos porque son totalmente desconocedores de este gran deporte. Cualquier jugador de rugby lo es dentro y fuera del campo, el rugby es un estilo de vida, los valores se respetan dentro y fuera del campo, y un jugador de rugby completo no lo es sólo cuando pisa un terreno de juego sino también en su vida cotidiana. Ya conocéis la gran frase, “el rugby es un deporte de villanos practicado por caballeros, mientras que el fútbol es un deporte de caballeros practicado por villanos”.

Como seguro que muchos ya sabéis, tiene un principio: corría el año 1823, cuando William Webb Ellis, un alumno inglés de la escuela de la ciudad de Rugby, durante el transcurso de un partido de fútbol recogió el balón del suelo con las manos y empezó a correr hacía la portería contraria (ver La historia del rugby). Así de sencillo es como empezó todo, la IRB es así como lo muestra y así es como todos los amantes de este gran deporte lo conocemos. De aquel rugby al actual ha habido muchas variaciones reglamentarias, pero lo que no ha cambiado son sus valores y lo que ellos conllevan. Una diferencia con otros deportes es la pasión con la que se juega, con la que se siente y se vive, que no se puede entender si no estás dentro de este mundo. Además cabe destacar que, aunque muchos no lo crean, el rugby es uno de los deportes más practicados y seguidos en todo el mundo.

Una peculiaridad en el rugby y que no tiene otro deporte es el tercer tiempo, la tercera parte del partido. Esta es otra de las cosas que nos hace mucho más especiales. En español se conoce como tercer tiempo, third half en inglés y troisième mi-temps en francés. La denominación de “tercer tiempo” intenta transmitir que el juego no termina, que el partido sigue. Cuando terminan las dos partes de 40 minutos que dura un partido de rugby, empieza la última y no menos importante, donde el resultado ya no importa, donde se disfruta de otros minutos con los amigos y compañeros tanto de tu equipo como del contrario.

Esta tercera parte consiste en que el equipo local invita al equipo visitante a comer y a beber (entre los mayores usualmente abundante cerveza), para bromear, cantar todos juntos, para confraternizar y suavizar los resentimientos que pudieran haber surgido durante el partido y hacer unión entre los clubes. El rugby británico puso de moda algo que muchos clubes actuales hacen, incluso con algunas variaciones. En ocasiones, los jugadores que han hecho un ensayo en el partido deben hacer una vuelta desnudos al campo. En la actualidad la suelen hacen también el mejor jugador de cada equipo, los novatos que se estrenan en ese partido, etc.

Muchas veces es el tiempo más importante, ya que ayuda a controlar la pasión por el rugby, respetar sus valores y la nobleza que tiene este gran deporte, para conocer al rival y valorarlo. También es parte del código de conducta del rugby, un partido sin tercer tiempo es fallar a los valores de este deporte. Algunos jugadores juegan de un modo y después fuera del campo son totalmente diferentes. El rugby sin tercer tiempo no es rugby, cae una pieza clave y fundamental de este deporte. Ésta es parte del espíritu de juego limpio. Si le preguntáis a cualquier jugador de rugby os dirá que no concibe un partido sin tercer tiempo.

Hace ya unos años que el fair play esta muy de moda en todos los deportes, sobre todo los colectivos. La preocupación de las distintas federaciones por el espíritu deportivo hace que hayan copiado el modelo del tercer tiempo en sus respectivos deportes. En 2007, la liga italiana de fútbol obligó a los jugadores que antes de que se fuesen al vestuario, cuando terminase el encuentro se saludasen y que el equipo local invitase al rival a un tercer tiempo. El rugby es un espejo para el mundo, hagamos que siga siendo así.

Salud y rugby