El novato que se convirtió en rugbier

Mi primer partido de Rugby

Esta es una historia de un rugbier que llegó hace muy poco a nuestra familia y que ayuda a hacer este deporte más grande cada día.

Durante todos estos años de rugby he conocido a grandes personas dentro de nuestro mundo, gente que quiere unirse a él por lo que es. He compartido muchas cervezas, terceros tiempos, partidos, fiestas con personas que desean hacer de este deporte el más importante del mundo. Muchos de ellos son amantes, románticos, enamorados, jugadores, aficionados, fans, etc. del rugby. De entre todos estos hubo uno que me sorprendió desde el primer día que llegó. Así empieza su historia…

A este hombre le conocí en un torneo de rugby playa. Venía acompañar a su mujer, ella jugadora de rugby antes que él. Teníamos cortas pero intensas conversaciones entre birra y birra, entre los descansos de los partidos, y le comentaba cómo era este mundo, lo que había dentro de él y cómo eran las personas, la mayoría de ellas, que hacen más grande nuestro deporte día a día. Tres días más tarde, se nos presentaba en el entrenamiento del club, venía con zapatillas de correr, una camiseta de deporte cualquiera y unos pantalones de fútbol. ¡Cómo se notaba que era un novatillo y un recién llegado al rugby! Terminó su primer entrenamiento y le pregunté cómo le había ido y su respuesta fue, “bien tío, un poco perdido, pero estaré aquí todos los días a partir de ahora”. Al oír esa respuesta, pensé, “A ver si es verdad, esperemos que no sea uno de estos de mucho decir pero poco hacer”. Pasaron 48 horas, llegué al siguiente entrenamiento, y ahí estaba él, ya se había comprado todo el material: botas, protecciones, bucal, casco… Estaba metido en la tocata preentrenamiento para calentar y parecía un jugador más.

Ha pasado ya un año desde aquel día. Ha sido uno de los jugadores más importantes del equipo senior masculino, se ha involucrado con el club desde el primer día, no falta a los entrenamientos salvo por alguna urgencia muy importante. Además, es el principal patrocinador del club. Es un hombre que desde el primer día ha intentado hacer crecer el rugby en todos los sentidos, y como tal, absorbe y escucha a todos aquellos que quieran ayudarle a conseguirlo. En muy poco tiempo se ha vuelto jugador de rugby y un amante de este gran deporte. Los inicios son muy complicados, lo he vivido en mis propias carnes, pero él lo ha hecho más fácil o eso ha parecido desde fuera. Ha aprendido a jugar a este deporte, ha mejorado espectacularmente en un periodo de tiempo muy corto y es uno más de la familia desde el primer día. Las cosas no son fáciles y sobre todo cuando llegas a un club que ya está creado, aunque esté en continuo crecimiento y formación. Él nos ha ayudado a ser más grandes y sigue trabajando para ello.

Para terminar con este artículo decir que este artículo va dedicado a un amigo, a un compañero y a un jugador de rugby de los de verdad. También va dedicado a todas aquellas personas que luchan día a día por el rugby, por ayudarlo a crecer para que sea más grande.

¡Gracias!

Salud y rugby