El mundo del rugby llora la muerte de Anthony Foley

anthony-foley-entrenadorAnthony Foley era un jugador y amante del rugby de aquellos que debemos admirar y nunca olvidar, pasen los años que pasen, y que siempre debe permanecer en nuestra memoria.

Foley era un hombre de club, Munster, al que quería con locora y por encima de cualquier cosa. Pero… ¿Quién era Anthony Foley? Os vamos a hacer un pequeño resumen porque los más jóvenes seguramente no sabréis quien es.

Foley tuvo una carrera ilustre: representó a Munster 202 veces durante una larga carrera deportiva de 13 años con el club de sus amores, y tuvo la oportunidad de anotar 195 puntos durante todo ese tiempo. Con Munster ganó la Copa Heineken como capitán, y en julio del 2014, Foley fue nombrado entrenador del club.

anthony-foley-heineken-cup

Representó a su país, Irlanda, en 62 veces, y pudo hacerlo como capitán en tres ocasiones, entre el 1995 y 2005.

anthony-foleyEstaba casado con Oliva, y tenían dos hijos. Su padre Brendan Foley y su hermana Rosie Foley también jugaron al rugby con Irlanda.  Foley hizo su debut profesional con el Munster contra el Swansea en noviembre de 1995. Él estaba en el equipo de Munster que perdió 8-9 ante Northampton Saints en la final de la Heineken  del 2000, y  en el que quedaron de nuevo en segundo lugar cuando Munster perdió 15-9 ante Leicester Tigers en la final de la Heineken del 2002. Eso sí, al año siguiente Foley ganó con Munster la liga celta de 2002-2003.

Cuando Mick Galwey renunció como capitán de Munster, Foley perdió por pocos votos con Jim Williams en una votación para decidir el próximo capitán. En 2005 le llegó la oportunidad de ser capitán y un año más tarde llevó a Munster a lo más alto, ganando la Heineken Cup del 2006 ante Biarritz. Dejó la capitanía del equipo en  2007-08, dando paso a Paul O’Connell, y anunció su retiro a final de esa misma temporada.

Nueve años después Foley murió mientras dormía el 16 de octubre de 2016, durante su estancia en un hotel en el suburbio parisino de Suresnes, con el equipo Munster, el amor de su vida. Una enfermedad del corazón le había causado un edema pulmonar agudo. El equipo se preparaba para enfrentarse a Racing Metro 92 en su primer partido de la Champions Cup 2016-2017. El partido se pospuso como consecuencia de la muerte de Foley. Su cuerpo fue devuelto a Killaloe para su funeral y entierro.

Tras una corta vida, toda ella dedicada al rugby, el domingo 16 de octubre nos enterábamos de esta triste noticia; ninguno de nosotros esperaba que la tarde se torciera de ese modo.

Todo estaba preparado para disfrutar de un gran partido de rugby entre Racing Metro 92 y Munster Rugby en la capital francesa, pero una trágica noticia dejaba París de luto por la muerte de un gran jugador de rugby, moría Anthony Foley.

Ochenta y seis veces Anthony Foley había representado con orgullo su provincia natal en Europa. Ochenta y seis fue al pozo y dio a su equipo todo. Hubo alegría, fue capitán del equipo que llegó a la gloria en 2006.

El domingo, sin embargo, la comunidad de rugby que  había celebrado con él todos esos triunfos estaba llegando a un acuerdo con su muerte prematura. Se ha ido con tan solo 42 años, pero nunca va a ser olvidado por sus hazañas y por tratar de hacer el mejor Munster.

Nunca dejó de luchar por su club, por su equipo y por aquel escudo del que él había recibido y dado tanto. Durante unos años entrenó al equipo de sus suelos, era ambicioso, quería volver a lleva a Munster a lo más alto, como lo hizo como jugador y capitán, y nunca dejó de luchar.

Sin embargo, aunque alguna vez Munster le trató como no debía, como pasó en el caso de la nominación como Director de Rugby del club de Rassie Erasmus, Foley no se quejó, siguió trabajando adaptándose a los cambios y siguió haciendo lo mejor  para su Munster.

Foley será recordado como un coloso de rugby, el hombre que fue a trabajar a Limerick.

Foley muchas gracias por todo, nunca te olvidaremos.

Salud y rugby