El mejor ala de la historia del rugby

el-mejor-ala-de-la-historiaBrazos en jarras, camiseta talla M (cuando no S) y tan pegados a la banda que a veces se les confunde con el linier… hasta que el balón llega a sus manos. Es en ese momento cuando se convierten en un torbellino que no para de moverse, de su línea de 22 hasta la de ensayo en menos de 10 segundos si nadie lo remedia, contrapié a contrapié, de un lado a otro del campo, cambiando constantemente de ritmo y escurriéndose de entre los brazos de sus rivales hasta culminar las jugadas de su equipo bien pegaditos al banderín. Esta semana, dentro de la iniciativa para elegir el mejor XV de la Historia –el XV de Blogderugby– os proponemos que votéis por los que según vosotros son o han sido los mejores Alas de la historia del rugby.

Recordad que vuestra votación nos la podéis hacer llegar por los comentarios de la noticia, por Facebook, por email o por twitter; como vosotros prefiráis, y que cuando el XV de Blogderugby esté acabado, sortearemos una camiseta entre todos los votantes. También están abiertas las votaciones para elegir a los pilaresal talonadorlos Segunda Líneaslos flankersel Número Ochoel Medio Meléel apertura y los centros. ¡Animaos a votar!

Desde Blogderugby os ayudamos en la búsqueda, y os proponemos una serie de nombres de las últimas décadas. Como ya sabéis, esta lista no es cerrada, y esperamos vuestras propuestas, comentarios o críticas. Estas son nuestras recomendaciones:

1. David Campese (Australia)
david-campesePopularmente conocido como “Campo” -o tratado de “Easy Campese” (pronunciado Isi Campisi), porque todo lo que hacía parecía “easy”, es decir, fácil- David Campese es considerado uno de los mejores 10 jugadores de rugby de todos los tiempos.Jugador del combinado nacional de Australia entre 1982 y 1996, Campo llegó a disputar un total de 101 partidos con este equipo, record del mundo de su selección y a nivel mundial hasta ser superado por el francés Philippe Sella. En estos partidos, Campese llegó a conseguir la exorbitante cifra de 64 ensayos, cifra que también fue record mundial durante toda una década, hasta que en el año 2006 fue superada por el japonés Daisuke Ohata con 69.

Brillante en su juego pero también muy anárquico, en su época a Campese se le adoraba o se le detestaba, pero se ganó el respeto de todo su país gracias a su grandísima actuación en la Copa del Mundo de 1991, en la que fue elegido “Hombre del Torneo” y llevó a Australia a conseguir su primer título de campeón del mundo.

2. Gerald Davies (País de Gales)
gerald-aviesCentro reconvertido en ala durante los mejores años de la historia del XV de Gales, Davies formó parte del equipo galés que maravilló con su rugby durante la década de los 70 (ver La Década de los Dragones). En este equipo jugó un total de 46 partidos entre 1966 y 1978 (en la posición de ala desde 1969), consiguiendo la espectacular cifra de 20 ensayos.

Con el XV galés acumuló un palmarés impresionante: 8 títulos de campeón del V Naciones, tres de los cuales con Gran Slam (1971, 1976 y 1978). Además, formó parte del equipo de los British & Irish Lions en las giras de 1968 y 1971, jugando un total de 5 partidos, y declinó participar en la gira de 1974 por Sudáfrica para denunciar el régimen de Apartheid existente en ese país.

3. John Kirwan (Nueva Zelanda)
john-kirwanSólido a la vez que rápido, Kirwan fue el primer ala con cuerpo de Tercera Línea que destacó en el mundo del rugby, unos pocos años antes de la aparición de su compatriota Jonah Lomu.

Su potencia en el campo unida a su veloz carrera, así como a un finísimo sentido del juego, le hicieron merecedor de lucir la camiseta All Black en 63 ocasiones, entre 1984 y 1994, consiguiendo un total de 35 ensayos. Con el equipo de Nueva Zelanda disputó las dos primeras Copas del Mundo de la historia, proclamándose campeón de la edición de 1987.

4. Rory Underwood (Inglaterra)
rory-underwood-rugbySe puede decir que la vocación de Underwood era la servir a su país: además de en los terrenos de juego, era piloto de caza de la Royal Air Force (RAF) británica, y es quizás esta pasión por la velocidad y el combate lo que hizo de él uno de los mejores rugbiers de toda la historia de su país.

Fijo en todos los equipos del XV de la Rosa entre 1984 y 1996, Underwood, de origen malayo, llegó a disputar un total de 85 partidos internacionales con el combinado inglés en esos 12 años, consiguiendo un total de 49 ensayos, cifra record del equipo nacional de Inglaterra. Con este equipo ganó en 4 ocasiones el Torneo de las V Naciones, 3 de ellas con Gran Slam (1991, 1992 y 1995), y participó en las tres primeras Copas del Mundo de la Historia, consiguiendo un meritorio segundo puesto en la edición de 1991.

5. Jonah Lomu (Nueva Zelanda)

Lomu arrollando a Mike-Catt, en el mundial del 95

Lomu arrollando a Mike-Catt, en el mundial del 95

Un jugador diferente a todo lo anterior, él fue el eje sobre el que el rugby realizó el mayor cambio de toda su historia, marcando el inexorable camino hacia el profesionalismo. Su imagen arrollando a Mike Catt en la Copa del Mundo de 1995 o consiguiendo un ensayo con 5 franceses colgados de su cuerpo en 1999 establecieron las bases del rugby físico que predomina hoy en día. Primer “producto de marketing”, Lomu se convirtió en el primer rugbier conocido en todo el mundo por los no iniciados a este deporte y en una estrella publicitaria interplanetaria.

Como jugador, era todo un portento físico. Con ciertas carencias posicionales y de visión de juego, Lomuh fue evolucionando desde la posición de primera línea hasta la de ala, pasando por los flankers y los centros. Y es que poseía un físico descomunal (1,96 metros de altura y 118 kg de peso), pero a la vez hacía gala de una velocísima carrera, capaz de correr los 100 metros en 10,89 segundos.

Con la camiseta de los All Blacks disputó un total de 63 partidos, en los que consiguió la cifra de 37 ensayos, y disputó las Copas del Mundo de 1995, 1999 y 2003, pero llegó a conseguir este ansiado título. Aunque jugó tres años en Marsella (2009-2011), su verdadera carrera terminó en el año 2006 al ser operado de una enfermedad congénita del riñón(ver: Jonah Lomu leyenda del rugby.

Como siempre, muchos otros se quedan en el tintero, como los franceses Patrice Lagisquet, Philippe Saint-André y Christophe Dominici, los galeses JJ Willians y Shane Williams, el sudafricano Bryan Habana, los neozelandeses Stu Wilson y Joe Rokocoko, o el japonés Daisuke Ohata, entre muchos otros. En vuestras manos queda proponer nuevos nombres o defender los propuestos. ¡Esperamos vuestro voto!