Dieta durante la competición – Alimentación y competición (parte III)

nutricion durante competiciónYa hemos visto qué hay que consumir y cómo antes de una competición (vease: Nutrición previa a la competición – Alimentación y competición (parte I)) y qué debemos tomar después de una competición (vease: Periodo postcompetitivo – Alimentación y competición (parte II)). En muchos deportes en que  sus competiciones se desarrollan por un tiempo prolongado, como es el caso del rugby, es importante aportar a nuestro cuerpo ingestas para prevenir malestar, bajo rendimiento, lesiones o enfermedades.

Cuando realizamos cualquier actividad física de cualquier tipo, provocamos en nuestro cuerpo una serie de desequilibrios fisiológicos, ya que nuestro organismo padece los siguientes síntomas:

  • Deshidratación
  • Hipertermia
  • Elevado consumo de energía
  • Pérdida de minerales
  • Posibilidad de sufrir hipoglucemia
  • Entre otros

Por todo esto es muy importante realizar una buena ingesta de comida para un buen reavituallamiento. Tenemos que tener en cuenta que el objetivo es reponer todo aquello que nuestro organismo ha perdido, y no comer por comer. Por lo tanto, tendremos que hacer una ingesta, líquida o sólida, que siga las siguientes premisas:

  • Prevenir la hipoglucemia
  • Rehidratar
  • Impedir la hipoantremia
  • Evitar la disminución de los aminoácidos ramificados en sangre

Podemos bebernos las típicas bebidas energéticas para un correcto reavituallamiento, ya que no padeceremos ningún tipo de dolor estomacal ni trastornos digestivos.

Las bebidas isotónicas que contienen carbohidratos son muy utilizadas (además de que funcionan bien) por los deportistas en la actualidad, ya que recuperan todas las pérdidas de líquido. Este tipo de líquidos tienen polímeros de glucosa. Debemos evitar las bebidas con fructuosa, ya que pueden provocar diarreas y su absorción es muy lenta.

Las medidas exactas de los carbohidratos recomendables durante una competición deportiva, así como sus pautas de consumo correcto son:

  • Competición deportiva de 90 minutos aproximados o superior: 30 a 60 gr/hora.
  • Se recomienda la ingesta antes de la fatiga.
  • Después de unos 20-30 minutos, aproximadamente de haber empezado la actividad física.
  • Dependiendo de la competición, se tendrá que beber habitualmente durante la práctica de ella.
  • Consumir los líquidos a una temperatura aproximada de: 15-23ºC.
  • No beber líquidos muy fríos.
  • No beber líquidos muy dulces.
  • No recomendables bebidas carbonatadas ya que retrasan la hidratación.

Todas estas recomendaciones son para deportes que tienen una duración aproximada de 90 minutos, si el deporte supera con creces este tiempo, los líquidos deberán tener proteínas de alto valor biológico, ya que el músculo padece un desgaste mucho mayor.

Blogderugby.com recomienda ir a un nutricionista deportivo para cualquier cambio de dieta y no hacer barbaridades que pueden afectar a la salud.

Salud y rugby