Cómo no entrenar las abdominales

be strong, be rugbier.El abdomen está formado por los siguientes músculos (aunque algunos autores no están totalmente de acuerdo):

  1. Recto anterior del abdomen
  2. Oblicuos
  3. Transverso del abdomen

Hay otros autores que incluyen en el grupo de los abdominales otros músculos:

  1. Músculos espinosos
  2. Iliocostal
  3. Posas ilíaco
  4. Cuadrado lumbar
  5. Dorsal ancho

Estas dos clasificaciones sólo se diferencian en que algunos autores sólo hablan de abdomen refiriéndose únicamente a la faja abdominal anterior, otros autores lo amplían a la posterior y la anterior y, por último, otros incluyen todo aquello que tiene que ver con la flexión, extensión o torsión del tronco. En nuestra visión estos últimos son los que utilizamos como referencia, ya que afectan en los movimientos.

Los abdominales son uno de los músculos que más difícil es de trabajar y que más obsesiona, tanto a los hombres como a las mujeres. Para poder “marcar” esos abdominales tan deseados, no sólo se deben hacer los ejercicios correctamente sino que también se debe hacer un cambio en la alimentación: la dieta es un 50%, el ejercicio correctamente ejecutado un 40% y la genética un 10%. Pero todo no es dieta y ejercicio: la constancia, el trabajo y la voluntad son necesarios para conseguirlo.

Si se quieren conseguir unos buenos abdominales, no hay ningún modo de recortar el camino, no existen fórmulas secretas, sólo tenemos el entrenamiento y una buena dieta con constancia y dedicación.

Hay una serie de falsos mitos, errores de ejecución y ejercicios que para la salud no son buenos de realizar aunque mucha gente los sigue haciendo, sean deportistas o no. Aquí os mostramos una lista:

Mitos comunes a la hora de trabajar  los abdominales

  1. Hacer sólo abdominales: Es un mito falso. Es necesario realizar una combinación de ejercicios cardiovasculares con musculares. Se tienen que hacer ejercicios de intensidad alta, no sólo una rutina de abdominales básica.
  2. Hacer los abdominales primero: No debemos fatigarlos antes de realizar la rutina de entrenamiento, deben realizarse al final.
  3. Realizar muchas repeticiones: Es un mito falso, hacer muchas repeticiones no es igual a éxito, no es necesario sobreentrenarlo. Es importante realizar los ejercicios correctamente y con una buena técnica.
  4. Entrenar todos los días:No es necesario machacar el abdomen todos los días, ya que podemos fatigarlo. Siguiendo el punto anterior, en casi todos los ejercicios, tanto de musculación como cardiovascular, el abdominal participa como músculo secundario. Además, todo músculo necesita su descanso.
  5. Electroestimuladores: Es una ayuda, pero no sirve de nada si no lo combinamos con unos buenos ejercicios musculares. Con la sola utilización de este tipo de aparatos no lograremos nuestro objetivo.
  6. Los “crunches”: Son los ejercicios tradicionales. Lo mejor es una combinación de diferentes tipos de abdominales. Hoy en día hay varias técnicas y muy buenas.Trabajar en diferentes direcciones.
  7. Realizar durante mucho tiempo abdominales: Es falso, con tan solo 15 minutos después de los entrenamientos es suficiente. Pensad que los abdominales se trabajan durante toda la rutina, ya que participan en la mayoría de los ejercicios que realizarás.
  8. No hacer dieta: Es necesario una buena dieta para lograr esos ansiados abdominales, visita a un buen nutricionista para que te hagan una dieta y tener un seguimiento de control.
  9. Dolor en los abdominales: Es un mito falso, existen ejercicios donde no hay dolor.
  10. Envolvernos de plásticos o neoprenos: No hacer estupideces, no vale para nada. No juguemos con nuestra salud, es lo más importante.
  11. No trabajar las lumbares: Es necesario trabajar las lumbares, ya que si no estarás descompensado y eso te puede provocar lesiones.
  12. Comprar y usar aparatos de la guía televisiva: No es necesario comprar utensilios aparatosos de los que venden por la TV. No es necesario nada de nada para hacer unos buenos ejercicios de abdominales y trabajarlos correctamente.
  13. Concentración: es importante estar centrado y trabajar correctamente el músculo que en ese momento estás machacando. No realices ningún ejercicio porque sí, será un tiempo perdido.

 Con todos estos consejos sólo nos queda desearos un buen entrenamiento.

Salud y rugby