Anemia y deporte

anemia y deporteA veces cuando hablamos de ‘bajones de la forma física’ de un deportista, casi el 100% de los casos coincide con una relativa disminución de los glóbulos rojos: esto se conoce como ‘anemia del deportista’. Este tipo de inconveniente se puede observar en deportistas que realizan actividades físicas de resistencia o entrenamientos de mucha carga, con grandes intensidades y volumen de trabajo.

De anemias existen varios tipos, pero las que más sufren los deportistas es la ferropénica. El hierro es fundamental para el correcto funcionamiento de la cadena respiratoria, ya que forma parte del núcleo central de la molécula de hemoglobina. Las causas de la anemia son:

  1. Poco aporte de hierro: muchos deportistas siguen dietas vegetarianas que no están correctamente elaboradas. También muchos de ellos ingieren demasiados carbohidratos y pocas proteínas.

  2. Debido a un gran trabajo muscular y de una intensidad muy alta, disminuye la absorción intestinal.

  3. Demasiada pérdida de hierro: el deportista al realizar una actividad física de alta intensidad, eleva su sudoración, provocando pequeñas lesiones, aumento de la concentración del ácido láctico, etc.

  4. La actividad física de una alta intensidad requiere una alta demanda de hierro.

Salud y rugby