9 consejos vitales para nuestro entreno

entreno rugby

Actualmente es sabido por todos que la actividad física y la salud son dos conceptos que van cogidos de la mano: los seres humanos somos movimiento en estado puro. Los beneficios que aporta realizar actividad física durante toda nuestra vida son muchos:

Fisiológicos:

  • Sobre el corazón
  • Sobre el sistema circulatorio
  • Sobre el aparato locomotor
  • Sobre el metabolismo

Psicológicos y psicosociales

Cuando queremos empezar a realizar ejercicio físico tenemos que escoger alguna actividad deportiva que nos guste y disfrutemos haciéndola. Es muy importante tener un plan de entrenamiento que seguir, que nos guíe en cada sesión. Si no se tiene un amplio conocimiento sobre la materia, es conveniente que el plan lo realice un especialista; éste puede asesorarnos sobre los ejercicios más adecuados para nuestro nivel y objetivos, así como prevenir malas prácticas y lesiones. Lo mejor es realizar un plan semanal donde se indiquen las sesiones señales, los minutos por sesión, los ejercicios a realizar y los descansos necesarios. Para realizar un plan de entrenamiento es necesario tener unos objetivos, que sean reales y alcanzables.

Es necesario tener en cuenta una serie de consejos básicos cuando se realiza actividad física, y es muy importante no olvidarlos nunca ya que nuestra salud puede resultar afectada.

  1. El calentamiento: Es muy importante realizar un buen calentamiento antes de empezar a hacer ejercicio físico. No podemos empezar a hacer un esfuerzo físico sin calentar 10 minutos antes, ya que nos podemos lesionar.
  2. Estar concentrado durante la práctica deportiva: es importante estar centrados durante la actividad física ya que podemos lesionarnos. También es necesario evitar la monotonía, ser regulares y constantes.
  3. Control médico: pasar una revisión médica antes de empezar a hacer alguna práctica deportiva para descartar algún problema que no conozcamos. Cada cierto tiempo volver al médico para tener un control, por precaución.
  4. Una buena hidratación: Es importante beber agua antes, durante y después de empezar. Hay estudios que confirman que si tenemos una buena hidratación reducimos el riesgo de padecer lesiones.
  5. Dieta equilibrada: Es muy importante tener un buen aporte calórico que nuestro cuerpo transformará en energía. Una buena alimentación facilita la recuperación. A veces es necesaria una suplementación nutricional ya que el ejercicio físico es muy elevado. No debemos tomar ningún tipo de suplemento sin el consentimiento del médico.
  6. Vuelta a la calma: Se realiza al finalizar el entrenamiento, ya que no es bueno parar de golpe los entrenamientos. Parar de manera gradual y con tranquilidad para que nuestro cuerpo vaya adaptándose a los diferentes cambios.
  7. Buen plan de entrenamiento: es muy importante que el entrenamiento esté bien planificado y programado por un especialista. Si nos marcamos una serie de objetivos es necesario tener un buen entrenamiento para logarlos. Es muy importante respetar:
    • Las cargas
    • Descansos
    • Intensidad
    • Volumen
    • Sesiones por semana
    • Series
    • Ejercicios
    • Otros
  8. Disfrutar del entrenamiento: todo entrenamiento tiene sus momentos duros e intensos en los cuales todo deportista quiere tirar la toalla. A veces un deportista tiene momentos estresantes durante la competición. Es necesario tener un control fisiológico y psicológico, y tener apoyo de profesionales cualificados en los deportistas de un alto nivel.
  9. Descanso: es muy importante respetar los descansos entre series, ejercicios, sesiones, etc. Sin una buena recuperación es imposible mejorar y es muy probable padecer lesiones, ya que no le damos a nuestro organismo el tiempo necesario para que se recupere de los entrenamientos o competiciones.

Es importante tener paciencia a la hora de lograr los objetivos, ya que muchos de ellos no son nada fáciles y necesitan su tiempo para conseguir lograrlos. No olvidar la constancia, ya que sin ésta no es posible llegar a nuestras metas. En el deporte, aparte de todo lo que hemos dicho anteriormente, es vital tener siempre presentes paciencia y constancia, ya que son muy importantes y esenciales para lograr todo aquello que nos habíamos previsto alcanzar al inicio de nuestros entrenamientos.

Para terminar queremos dar un consejo: el médico es el responsable de nuestra salud, pero nosotros tenemos también que asumir ese compromiso de forma seria y segura. Quien realiza la actividad física no es el médico, sino que somos nosotros mismos.

Salud y rugby